CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

Las fábricas en Detroit no encuentran trabajadores

Se debe a las fuertes políticas de inmigración y de refugiados de Trump.

ESTADOS UNIDOS, Detroit.- Debido al endurecimiento de las políticas nacionales de inmigración y de refugiados que realizó en los últimos años Donald Trump, la empresa AGS Automotive, que se dedica a la creación de piezas de autos, se encuentra en dificultades para cubrir nuevas vacantes de empleados.

En el 2013, esta empresa canadiense pudo expandirse ya que había adquirido una instalación donde produciría ensamblajes para parachoques de camiones. Se pusieron en contacto con una agencia de reclute de personal y contrataron a 100 refugiados iraquíes recién llegados: “Al principio, el mayor desafío fue la barrera del idioma”, dice Jennifer Rizk, gerente de recursos humanos.

La empresa pudo adaptarse, apoyándose en empleados bilingües y traduciendo documentos al árabe, así comprobaron que los iraquíes demostraron ser trabajadores fuertes y leales. Pero todo cambió, tanto en la empresa AGS el año pasado como en otras fábricas de Detroit, ya que no pueden encontrar nuevos empleados en la ciudad.

En su primera semana en el cargo, Trump emitió una orden ejecutiva que prohibía la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana y suspendía temporalmente todas las admisiones de refugiados. Estados Unidos siempre se caracterizó por aceptar más refugiados que el resto de los países mundo.

Pero el 2018, el país solo aceptó 22.000 personas, un nuevo mínimo nacional. El mercado laboral fue impactado de inmediato en la zona de Detroit. Las fábricas como AGS, así como empresas de la construcción, no disponen de personal calificado para operar sus máquinas.