CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

América

Tiene 8 días con una moneda en la garganta: “Debe salir por sí sola”

Los padres del pequeño se muestran angustiados pero los médicos esperan que el objeto metálico se desplace para realizar cualquier otro procedimiento.

COLOMBIA, Bucaramanga.- Es más común de lo que parece, pues muchos niños suelen llevarse a la boca cualquier objeto que encuentran, tal vez con el propósito de experimentar una nueva textura, pero este caso, que desde hace ocho días llena de angustia a una familia, parece tomar un rumbo diferente, quizás por el hecho de que las autoridades han tenido que intervenir.

Todo comenzó cuando un niño de 5 años residenciado en Bucaramanga, al Norte de Santander, en Colombia,  se tragó una moneda por accidente el pasado miércoles 10 de abril y desde entonces está recluido en el hospital universitario de esa localidad. La madre del pequeño está al borde del desespero, porque los médicos no han aplicado ningún procedimiento para extraer la moneda.

“La EPS [Entidad Promotora de Salud en Colombia] me dice que no se puede autorizar el tratamiento en Bucaramanga porque no es algo grave que le afecte su salud, me dijeron que tomando agua el niño podría expulsarla”, dijo Amanda Mora, la madre del pequeño, quien asegura que la única posibilidad es autorizar un tratamiento endoscópico que permita extraer la moneda.

Pero los médicos que hasta ahora han visto al pequeño tienen otra opinión sobre cómo resolver esta situación. Inicialmente esperaban que la moneda bajara al estómago con el fin de facilitar el proceso de expulsión, solo que el hecho de que el metal no se haya movido del lugar donde se estancó, dilata cualquier solución a corto plazo.

Según la madre del niño, La EPS le manifestó que el único hospital de Colombia donde existían esos equipos estaba en Popayán, donde debía ser llevado el menor, pero también le han asegurado que en el Hospital Universitario de Bucaramanga no hay una ambulancia disponible para el traslado inmediato, así que la angustia se mantiene.

La preocupación para los padres es que el menor no puede ingerir alimentos y de continuar así, podría sufrir una grave complicación en su salud. La madre relata lo angustioso que les resulta ver la manera en que el niño sufre por tener esa moneda, que en algún momento se pensó bajaría por el esófago, y que permanece estancada.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados