CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

América

Bebé robada en México había sido vendida por menos de 160 dólares

La pareja que la tenía se entregó a la policía y la pequeña iba a ser entregada a los familiares, mientras que las autoridades aún buscan a la mujer que la raptó.

MÉXICO, Ciudad de México.- Nancy Tirzo Sánchez, la pequeña de ocho meses que fuese raptada el pasado 14 de abril, fue localizada en un domicilio en Nezahualcóyotl, estado de México, según relataron las autoridades municipales. La menor fue trasladada a la fiscalía especializada de la Cuidad de México para entregarla a sus familiares, luego de que se le practiquen los exámenes de rigor, a través de los cuales se precisará su identidad y su condición de salud.

Por el hecho están detenidas dos personas, un hombre y una mujer que tenían a la niña, quienes se entregaron voluntariamente durante la noche del jueves 18 de abril. Ambos fueron presentados ante la Agencia 50 del Ministerio Público de la Procuraduría General de Justicia. Se supo que ellos pagaron la cantidad de 6.000 pesos (unos 160 dólares) a una persona a quien las autoridades tratan de identificar.

Luego de su recuperación, la pequeña fue de ocho meses de edad fue entregada por policías del municipio de Nezahualcóyotl al personal de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niños, Niñas y Adolescentes de la Procuraduría de la capital mexicana. Según el relato de la policía, la pequeña fue ubicada porque los vecinos escucharon el llanto inusual de un bebé en una casa, lo encendió la alerta, pues previamente no había niños allí.

“Hay una persona que se dedica a rentar viviendas, él se percata de que la menor que está ahí es la misma que está circulando en los medios de comunicación”, comentó Jorge Jiménez Vega, coordinador Jurídico de la Dirección General de Seguridad Ciudadana en Nezahualcóyotl. Ahora las autoridades tratan de determinar la identidad de la mujer que inicialmente robó a la pequeñita.

Como se recordará, la Policía de Investigación de México estaba tras la pista de una mujer, sospechosa de cometer el robo de la bebé, raptada mientras se encontraba al cuidado de unos parientes. María Magdalena Sánchez, la madre, no podía entrar al hospital donde se encontraba su hermana, por lo que decidió dejar a la pequeña con sus sobrinos de 15 y 6 años de edad, cuando ocurrió la fechoría.

Los dos menores que estaban al cuidado de la bebé, identificados por la policía como Emiliano y Jenni, indicaron a los investigadores que aproximadamente a las 4 de la tarde del 14 de abril la niña tenía ganas de ir al baño. En el momento que la pequeña quería ir al sanitario, una señora que estaba a su lado se ofreció a cuidar al bebé,  mientras ellos iban. Al regreso no encontraron ni a la mujer ni a la bebé.