Irak está cerca de convertirse en el tercer exportador de petróleo del mundo en el 2030

BAGDAD, Irak-. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) informó que Irak está próximo a convertirse en el tercer exportador mundial de petróleo en la próxima década, logrando producir casi seis millones de barriles al día. La AIE calcula que el país asiático debería aumentar la cantidad de crudo de 1,3 millones de barriles diarios hasta alcanzar 5,9 millones hacia el año 2030. Además, según este organismo, las buenas noticias iraquíes no cesan: las exportaciones petroleras de esa nación podrían llegar a los 4,4 millones de barriles diarios, para el comienzo de la tercera década del siglo XXI.

Desde 2012, a pesar de la irrupción en el país del grupo yihadista Estado Islámico (EI), que provocó destrucciones, migración y clima de guerra en Siria e Irak, con una consecuente caída en los precios, la nación iraquí aumentó su producción en un 50%, según informó el director ejecutivo de la Asociación Internacional de la Energía, Fatih Birol. En rueda de prensa, este directivo aseguró que este hecho «demuestra la resistencia de la industria petrolera en Irak», y agregó que el país árabe «es y seguirá siendo un actor importante del mercado petrolero en los próximos años».

Irak es hoy en día el quinto productor y exportador mundial y al mismo tiempo el segundo productor dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con una capacidad de 4,6 millones de barriles diarios. Sin embargo, «hay factores como la falta de inversiones extranjeras, la inestabilidad política y la carencia de agua que podrían frenar la producción», alarma la AIE. De hecho, en el mes de marzo solo exportó 3,4 millones, aunque allí influyeron las reducciones de producción que habían acordado los miembros de la OPEP y sus socios para incrementar los precios del crudo.

En este sentido, las nuevas sanciones de Estados Unidos contra el petróleo iraní hicieron elevar el valor del petróleo, al punto que el barril de Brent superó los 75 dólares por primera vez en seis meses el pasado jueves. De hecho, esta es la quinta semana que cierra en alza, la mejor racha en todo el año. También influyó en esta reciente subida que Alemania, Polonia y Eslovaquia suspendieran las importaciones de crudo ruso mediante un oleoducto, por motivo de que ese combustible se encontraba contaminado. Otro factor influyente fueron las dudas sobre la producción en Libia.

Con respecto a Irak, desde el gobierno ven probable una subida en la producción futura. El ministro iraquí del Petróleo, Thamer Al Ghadban, afirmó que su país puede «aumentar considerablemente» su producción para satisfacer la demanda. Sin embargo, reconoció que no tomará «ninguna decisión unilateral» que excluya a la OPEP. Al Ghadban destacó además que «es importante conservar la estabilidad de los mercados y deshacerse del excedente», en relación a la volatibilidad que muestra el valor del barril de crudo, alterado por las cuestiones mencionadas.

Los países de la OPEP se encontrarán el próximo 19 de mayo en Arabia Saudita. «Hasta entonces habrá tiempo de evaluar las necesidades de los mercados y debatir si necesitan un aumento de la oferta de petróleo», dijo con cautela el ministro Al Ghadban. Hoy en día, el ranking de producción petrolera sigue siendo liderado por Venezuela, dejando a Arabia Saudita en segundo lugar y Canadá en el tercero. Irán, Kuwait, Emiratos Árabes, Rusia, Libia y Nigeria completan, en ese orden, junto a Irak, el posicionamiento de las diez naciones con mayor cantidad de barriles producidos al día.