Biden no quiere que Obama lo apoye en su candidatura: ¿A qué se debe esto?

EE.UU., Nueva York.- El exvicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, recientemente anunció sus intenciones de aspirar a la candidatura presidencial de Estados Unidos por el Partido Demócrata, pero entre las personas que les ofrecen su respaldo no figura el expresidente Barack Obama. A primera instancia, la noticia deja a muchos bajo estado de sorpresa, pero resulta que esa actitud es vista de buena manera por quien figura como fuerte candidato a la nominación.

«Le pedí al presidente Obama que no me apoyara», dijo Biden en la que fue su primera aparición ante la prensa. «Quien sea el que gane esta nominación debe ganarla por sus propios méritos». Y si bien no apoyó a Biden, el expresidente Obama dio el paso inusual de analizar con mucho cuidado el anuncio del jueves y ofrecer un comentario, a través de un comunicado emitido por uno de sus colaboradores más cercanos.

«El presidente Obama ha dicho durante mucho tiempo que seleccionar a Joe Biden como su compañero en 2008 fue una de las mejores decisiones que tomó», dijo la portavoz de Obama, Katie Hill. «Confió en el conocimiento, la percepción y el juicio del vicepresidente a lo largo de ambas campañas y de toda la presidencia. Los dos forjaron un bono especial en los últimos 10 años y permanecen cerca hoy”.

No se habían completado dos días desde que Biden anunció sus aspiraciones y hasta ese momento Obama mantenía un cuidadoso silencio. En la actualidad, el Partido Demócrata tiene 20 aspirantes y el expresidente se ha negado a respaldar a Biden. Varios de los exasesores de Obama ahora están trabajando para algunos de los aspirantes que dieron el paso primero, pero todavía falta mucho tiempo para que las convenciones se produzcan y se escoja al nominado por los demócratas.

Este jueves, Biden anunció su deseo de postular su candidatura presidencial por el Partido Demócrata. Lo hizo a través de un video de tres minutos y medio que expone sus razones para postularse. No habló sobre temas de políticas o acerca de su biografía, sino sobre la supremacía blanca a través de Charlottesville, Virginia, en 2017 y en contra, y el comentario del presidente Donald Trump de que había «personas muy buenas en ambos lados». Biden dijo: «Sabía que la amenaza para nuestra nación era diferente a cualquier otra que haya visto en mi vida».

Biden, sin embargo está apostando a que su atractivo de la clase trabajadora y sus vínculos con la presidencia de Barack Obama lo ayudarán a ganar a los escépticos e indecisos. Rápidamente acumuló sus respaldos el jueves por la mañana, convirtiéndose en el primer demócrata en postularse a la presidencia con el apoyo de más de un senador de los EE.UU. Esto, en la política estadounidense, representa un respaldo de mucho peso.