Trump: «Intentaron un golpe, no les funcionó muy bien. Y no necesité de un arma para defenderme»

ESTADOS UNIDOS, Washington D.C.- El presidente Donald Trump continúa subiendo el tono a sus ataques, después de la publicación del informe editado del fiscal especial Robert Mueller, sobre la injerencia rusa en la campaña presidencial del 2016. En esta ocasión lo hizo en la reunión anual de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, siglas en inglés), el poderoso lobby de las armas de EEUU, que lo apoya desde que se lanzó a la presidencia.

Trump acusó a los demócratas y a la inteligencia de los Estados Unidos de intentar un golpe de estado, a través de la investigación de Mueller. Además, el presidente dijo que «no necesitó de un arma», para defenderse. «Intentaron un golpe, no les funcionó muy bien. Y no necesité un arma para ese, ¿o sí?», comentó Trump, ante una multitud de de defensores del derecho a las armas, en la conferencia anual de la NRA, en Indianapolis.

«Todo se llevó a cabo en los más altos niveles en Washington D.C. Ustedes lo han estado viendo», dijo Trump. «Espionaje, vigilancia. Intento de derrocamiento. Y los atrapamos, los atrapamos. ¿Quién lo hubiera pensado en nuestro país?», agregó exaltado el presidente, que cada día parece escalar más en su retórica.

El presidente de EEUU también habló de temas como la inmigración y el muro en la frontera con México. Dijo que tendría «400 millas de muro construidas para finales del próximo año» y se lamentó que las leyes migratorias podrían ser cambiadas rápidamente, «en 15 minutos» si en el Congreso no hubiera demócratas. «Tratar con esa gente es muy, muy difícil», dijo, «cualquier otro político se habría rendido hace mucho».

Trump también celebró la nominación de jueces federales, sobre lo que dijo que «en la próxima semana confirmaremos 100 jueces nuevos». Según Trump, él es el segundo presidente con el mayor porcentaje de jueces confirmados, después de George Washington. De paso, habló de la campaña que se aproxima, diciéndole a su público que se preparara para votar, y refiriéndose a los candidatos demócratas como «maniacos».

Durante las pasadas elecciones presidenciales, la NRA se gastó más de 36 millones de dólares para ayudar a la campaña de Trump. Esta es la tercera vez consecutiva que Trump da un discurso en la conferencia anual de la Asociación. La NRA ha sido señalada en varias ocasiones de ser la principal razón por la que en EEUU no hay unas leyes más estrictas sobre el control de armas, que eviten las matanzas.