OEA y oposición piden aplicar Carta Democrática en Nicaragua por crisis política

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) celebró este viernes sesiones extraordinarias solicitadas por las misiones permanentes de Argentina y Estados Unidos con delegados de la oposición nicaragüense donde consideraron la situación de la democracia en Nicaragua y pidieron que se aplique la Carta Democrática Interamericana al gobierno de Daniel Ortega, a quien acusan por atacar la democracia en ese país.

La sesión inició con una exposición sobre las violaciones sistemáticas a los derechos de los nicaragüenses por parte del gobierno del presidente Ortega, así como de la represión y las manipulaciones tanto legales como políticas para mantener el poder, anular a la oposición e instaurar una dictadura, así las expresó José Pallais, miembro de la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia.

Desde la sala Simón Bolívar –en Washington– donde se celebró la sesión, los participantes concluyeron que se ha alterado el orden democrático en Nicaragua, que no existe el Estado de Derecho y que la represión sigue siendo ejercida por el gobierno de Ortega, quien además no ha mostrado voluntad para solucionar la crisis política y social que comenzó a intensificarse con las protestas de abril de 2018, un año atrás.   

Aunque representantes del gobierno nicaragüense y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia acordaron el pasado 5 de abril la liberación de todos los presos políticos y la restauración de los derechos fundamentales, 21 días después más de 600 personas permanecen en prisión y los 235 excarcelados, aún carecen de todos sus derechos y plena libertad, además continúa la represión y el asedio contra los manifestantes.

Por tanto, la sesión de la OEA analizó los incumplimientos de Daniel Ortega ante los artículos 3 y 4 de la Carta Democrática que rige el citado organismo, señalando que el gobierno ha fallado al controlar todos los poderes del Estado y al desmantelar el régimen plural de partidos políticos. A su vez indican que se constatan «reiterados fraudes electorales» y «violaciones masivas y generalizadas de los derechos humanos y de libertades fundamentales».

Finalmente, Ortega sigue excluyendo de la mesa de diálogo la propuesta de hacer una reforma electoral, descartando la propuesta de adelantar los comicios presidenciales y legislativos previstos para 2021. Ante esta situación el secretario general de la OEA, Luis Almagro, exhortó a Managua la liberación de los prisioneros políticos, el retorno de los desplazados y avances significativos en materia de reformas electorales.