Régimen de Maduro arrestó por segunda vez y en menos de un año a diputado opositor Gilber Caro

En horas de la madrugada de este viernes presuntos funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) detuvieron al diputado de la Asamblea Nacional (AN) y miembro de la Dirección Nacional de Voluntad Popular (VP), Gilber Caro, en el municipio Baruta del estado Miranda. Se trata de la segunda detención en menos de un año del parlamentario, calificada por Juan Guaidó –presidente encargado de Venezuela– como un «secuestro» que viola su inmunidad parlamentaria.

El dirigente político ya había estado preso por el régimen de Nicolás Maduro que lo acusó de traición a la patria, sin embargo 11 meses atrás (junio de 2018) había recuperado su libertad. Los líderes de oposición venezolanos consideran este hecho como una detención arbitraria y desde la Asamblea Nacional responsabilizan al “régimen usurpador de la vida y la integridad del diputado”.

Guaidó desde su cuenta de Twitter escribió: «denunciamos ante la comunidad internacional la violación de la inmunidad parlamentaria del diputado Gilber Caro, quien arbitraria e inconstitucionalmente ha sido nuevamente detenido por la dictadura. Esta violación de derechos, y en contra de la institucionalidad, debe ser condenada».

Por su parte, la diputada Adriana Pichardo vinculó el arresto de Caro con la marcha convocada por Guaidó para el 1º de mayo, ya que el propio líder de oposición prevé que será la «más grande en la historia de Venezuela” para exigir el «cese definitivo de la usurpación». Este “secuestro” lo hacen para “tratar de doblegarnos y hacernos retroceder en la organización de una de las marchas más grandes», dijo la diputada.

En contexto, Gilber Caro fue símbolo de los presos políticos venezolanos luego de ser detenido en enero de 2017, fue presentado ante un tribunal hasta 4 meses y 20 días después de su detención, tiempo en que «se le prohibieron las visitas» y «estuvo sometido a aislamiento» según Amnistía Internacional.  El diputado sobrevivió a una dura huelga de hambre pero salió muy desmejorado de la prisión en junio de 2018.

Fue liberado con restricciones junto con otros 39 opositores por orden de la oficialista Asamblea Constituyente que rige el país con poderes absolutos. En 2018 más de un centenar de opositores salieron de prisión por decisión de ese órgano, algunos con medidas como prohibición de salida del país y presentación periódica en tribunales. Actualmente se desconoce el paradero del diputado y exigen su inmediata liberación.