Colapso petrolero en Venezuela: Entran en vigor las sanciones de EEUU a PDVSA

VENEZUELA, Caracas.- Este domingo se prevé que se apliquen las sanciones de los Estados Unidos contra la estatal venezolana Petróleos de Venezuela (PDVSA), en un momento en que se acentúa la crisis en el país caribeño y donde el régimen de Nicolás Maduro está en disputa con la comunidad internacional por ser reconocido.

Las restricciones a la compra del petróleo venezolano entraron en vigor a primera hora de la jornada y forman parte de un conjunto de sanciones que Estados Unidos ha impulsado desde la administración Trump. Ambos países rompieron relaciones diplomáticas después de que Estados Unidos reconociera a Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional como primer mandatario encargado de la nación, por considerar que el segundo mandato de Maduro es ilegítimo tras efectuar unas elecciones inconstitucionales.

Mariano de Alba, experto en Derecho Internacional con sede en Washington, explicó a una agencia de información que precisamente esta sanción económica es un duro golpe para el régimen chavista. «El 28 marca la entrada en vigencia de las sanciones, sin embargo, desde que fueron anunciadas, la realidad es que el comercio petrolero entre Estados Unidos y Venezuela ha estado absolutamente limitado, ha caído abruptamente (…) no cabe duda de que las sanciones están en vigencia y cualquier compañía asume unos riesgos mayores de lo que asumiría antes de esa fecha», argumentó.

Con la caída de producción petrolera, estas entradas financieras van en caída libre, justo en un momento en que el país ya atraviesa una grave crisis a nivel macro, con una hiperinflación de 10.000.000% este año, según estimó el Fondo Monetario Internacional (FMI) y una escasez de bienes básicos que ha provocado la migración de más de 2,7 millones de personas, según la ONU.

Asimismo, según un informe publicado por la consultora Rapidan Energy Group, calcula que la producción de PDVSA podría perder temporalmente unos 200.000 barriles por día. El bombeo, que era de 3,2 millones de barriles diarios en 2008, bajó a unos 840.000 en lo que va de 2019. «Para eludir la sanción de Estados Unidos, el gobierno venezolano se ha volcado hacia India, China y Rusia, aunque las inminentes penalizaciones han ahuyentado a muchas empresa indias», relata el comunicado.

Igualmente, hay que recordar que las sanciones de Estados Unidos iniciaron en el mes de diciembre de 2014, durante la gestión Obama, con una ley que responsabiliza a varios actores políticos del régimen de Maduro en hechos de violación de derechos humanos y delitos de lesa humanidad. Posteriormente, ya bajo el mandato de Trump, EEUU sancionó a Maduro, días después de la celebración de elecciones para una Asamblea Nacional Constituyente, la cual convocó a comicios presidenciales sin las garantías constitucionales necesarias.