Elecciones en España: Un panorama complejo que puede acentuar aún más la crisis política

ESPAÑA, Madrid.- Este domingo, los españoles acuden a las urnas en medio de una difícil situación política que pudiera derivar en fragmentar aún más los partidos o innovar acabando con el bipartidismo que gobierna en el país desde hace varios años y que ha generado discordia e inestabilidad entre los ibéricos. En los comicios se eligen los 350 diputados y 208 senadores que conformarán el nuevo Parlamento español.

Según estimaciones oficiales, al menos 36.893.976 ciudadanos están llamados a votar en las decimoterceras elecciones generales en España, a su vez 1.157.196 jóvenes podrán ejercer este derecho por primera vez. Igualmente, 100.000 personas con discapacidad intelectual o deterioro cognitivo y 2.093.977 residentes en el extranjero. El actual gobierno impuso además un sistema para blindar el envío y el tratamiento de los datos electorales, reforzó medidas antiterroristas y tendrá activos a 92.000 agentes de distintos cuerpos de seguridad para resguardar el proceso.

Por su parte, el jefe del Ejecutivo español, Pedro Sánchez, dijo ante los medios de comunicación que espera que los españoles tomen una «buena decisión» en estas elecciones. «Deseo que los españoles transmitan con sus votos un mensaje, cierto, claro y contundente que permita una estabilidad parlamentaria tras «unos años de incertidumbre», expresó tras ser el primero de los candidatos en votar durante el inicio de la jornada.

Asimismo, Sánchez pidió tranquilidad y serenidad para ejercer el derecho al sufragio. «Los españoles debemos elegir de puertas abiertas hacia el futuro de España, lo más tranquilos posible y sin ningún incidente (…) sobre todo, que los españoles participen con una mayoría muy sólida para que el mensaje que se envíe sea un mensaje contundente, claro, de qué es lo que queremos para los próximos cuatro años», explicó ante los representantes de la prensa.

El líder de la formación de izquierda Unidas Podemos, Pablo Iglesias, también ejerció su derecho al voto e hizo declaraciones. «Abogo realmente porque haya una participación muy alta, porque esa es la mejor noticia para la democracia (…) hoy toca respetar que los ciudadanos españoles voten en libertad», manifestó. Del mismo modo, lo hizo el representante de Ciudadanos, Albert Rivera. «Es importante que los ciudadanos acudan a las urnas masivamente, porque España necesita un cambio de etapa, de era y de gobierno», consideró.

Los ibéricos decidirán en medio de un clima político álgido, pues del otro lado de la contienda los partidos de izquierda han alentado el temor de los progresistas a que estos puedan llegar al Gobierno e imponer la ultraderecha con el partido Vox. El ascenso de este último es la gran novedad en un país donde, a diferencia de casi todo el resto de Europa, la extrema derecha había sido desplazada por años hasta su resurgimiento en los últimos meses. A esto se le suman las cifras económicas que preocupan a varios sectores del país tal como el poco avance del PIB con una expansión prevista de apenas 2,2%, el desempleo continúa alto (14,7%) y el país mantiene el récord continental de trabajadores temporales.