En plena pasarela, muere un famoso modelo “echando espuma por la boca”

BRASIL, Sao Paulo.- El  último día del “Fashion Week Sao Paulo” quedará marcado para siempre por ser el primero en que un modelo muere en una pasarela. Los fashionistas conmocionados se levantaron de sus asientos después de que Tales Soares, de 26 años, pareciera tropezar con sus cordones de zapatos y algunos ,supuestamente, asumieran que era parte de un «show» durante el desfile para la marca de moda Ocksa. El modelo empezó a echar espuma por la boca cuando los paramédicos lo atendieron antes de llevarlo urgente al hospital, donde fue declarado muerto.

Momento del «tropezón».

El modelo, que también se llamaba Tales Cotta, fue elogiado por su «comportamiento ejemplar», en un homenaje en Instagram, realizado por la agencia, Base MGT. «Tales nunca se quejó de problemas de salud», insistió MGT en una declaración. «Tenía una dieta saludable (era vegetariano), no usaba sustancias ilegales y estaba en perfectas condiciones para participar en el desfile y pedimos respeto en este momento de profunda tristeza».

Sao Paulo Fashion Week también publicó un homenaje en Instagram: «¡Qué Dios te reciba con los brazos abiertos! La vida es definitivamente una pasarela, solo estamos de paso». La causa de la muerte no se conocerá hasta que se haya completado la autopsia. Inicialmente, hubo sospechas de que había sufrido un ataque epiléptico debido a la forma en que cayó y a la aparición de espuma en la boca. «Los médicos sospechan que Tales podría haber tenido un problema congénito», dijo el agente del modelo, Rogério Campaneli. Además, agregó: «Todo fue tan rápido: salió con confianza a la pasarela, como siempre, y de repente tropezó y cayó».

Gabrielle Gomes, hermana de Tales, dijo a los medios brasileños que no tenía conocimiento de ningún problema de salud. Su hermano se sometía regularmente a revisiones médicas y no tenía antecedentes de ataques epilépticos o desmayos. «Mi madre (Heloisa) y yo hablamos con Tales por videollamada antes del desfile y dijo que estaba bien y que acababa de terminar de comerse una zanahoria. Estaba muy sano, comía sano y hacía ejercicio todos los días, y también yoga».

Su familia, que vive en Manhuaçu, en el estado de Minas Gerais, a unas 500 millas de Sao Paulo, estaba viendo la transmisión en vivo del desfile, cuando se dieron cuenta de que Tales no había regresado a la pasarela. Poco después se cortó la transmisión. Gabrielle, traumatizada por lo ocurrido, comentó: «Mi madre me llamó para saber qué estaba pasando; la organización me dijo, desde Sao Paulo, que Tales se había enfermado, y poco después volvió a llamar para decirme que había fallecido”. Horas antes de la fatalidad, Tales compartió imágenes del «backstage» en redes sociales, con imágenes de la pasarela, ropa y otras modelos.