Régimen de Maduro libera a ciudadano estadounidense que estaba preso en Venezuela desde 2014

El ciudadano estadounidense Todd Michael Leininger fue liberado tras 5 años de prisión en Venezuela. El régimen de Maduro lo acusó de ser un supuesto agente antigubernamental y disparar a un vecino. El senador Todd Young informó que se coordinaron varias gestiones con funcionarios venezolanos y organizaciones internacionales que incluyeron cartas enviadas al presidente Donald Trump y al vicepresidente Mike Pence para lograr su liberación.

“Después de cinco años me siento aliviado de que a Todd Michael finalmente se le haya permitido regresar a Estados Unidos, y espero darle la bienvenida a su hogar en Indiana», manifestó el congresista por el estado de Indiana. Asimismo, expresó que «es vergonzoso que las autoridades venezolanas hayan tardado casi un año en reconocer el Estado de Derecho y liberar a Todd como lo ordenó un tribunal venezolano».

Leininger estaba privado de libertad en Venezuela desde el 2014, acusado de ser un supuesto agente antigubernamental, dispararle a un vecino y, adicionalmente, ocultar armas de fuego no registradas.  Su madre, Bárbara Leininger, ha señalado que es cierto que su hijo disparó a un vecino, pero que lo hizo en defensa propia. Finalmente fue liberado por el régimen de Maduro y ya se encuentra de regreso a Estados Unidos para reunirse con su madre.

Ante lo ocurrido, también se conoció que el senador Young –quien sigue de cerca el caso– ha presentado un proyecto de ley con el que busca «responsabilizar a los que están en el poder en Venezuela por la detención continuada y tardía liberación del estadounidense Todd Leininger y de muchos otros que se encuentran en esta situación», detalló en un comunicado.

Bárbara Leininger, quien reside en la ciudad de Bloomington (Indiana), había iniciado –tras su arresto– una campaña por la libertad de su hijo al asegurar que no era un terrorista ni un agente antigubernamental. De acuerdo a su versión, su hijo simplemente había ido con su esposa venezolana a la ciudad fronteriza de San Cristóbal, muy cerca de Colombia, a visitar a familiares de ella para llevarles insumos como artículos de higiene.

Por otra parte, el gobierno regional del estado Táchira –en el occidente de Venezuela–  describió al estadounidense como un «agente internacional con un historial criminal que se encontraba en Venezuela participando en las fatales protestas antigubernamentales».