El campeón de «Fake News»: 10.000 declaraciones falsas o engañosas

ESTADOS UNIDOS, Washington, DC.- El 26 de abril, el presidente cruzó la barrera de 10.000 declaraciones falsas (Fake News), un promedio de casi 23 declaraciones diarias, entre las que se incluyen discursos en las numerosas manifestaciones que realizó antes de las elecciones de mitad de período, el cierre parcial del gobierno sobre su prometido muro fronterizo y la publicación del informe del abogado especial sobre la interferencia rusa en las elecciones presidenciales.

Este hito parecía poco probable cuando “The Fact Checker” del diario The Washington Post comenzó este proyecto durante sus primeros 100 días. En ese período, Donald Trump promedió menos de cinco Fake News al día, lo que habría sumado unas 7.000 en un mandato presidencial de cuatro años; pero el tsunami de falsedades sigue creciendo. En los últimos días, el presidente ha demostrado por qué ha acumulado tan rápidamente declaraciones falsas.

El 25 de abril, en una entrevista telefónica de 45 minutos con Sean Hannity, de Fox News: 45 falsedades. En la mañana del 26 de abril, en una riña de ocho minutos con los reporteros: ocho falsedades. Después, en un discurso a la Asociación Nacional del Rifle (NRA): 24 falsedades. En una entrevista de 19 minutos con el presentador de radio Mark Levin: 17 falsedades. Finalmente, en un mitin de campaña el 27 de abril: 61 falsedades.

El constante aluvión del presidente en Twitter también se suma a sus totales: Trump acumuló 171 declaraciones falsas o engañosas en solamente tres días, del 25 al 27 de abril. Alrededor de una quinta parte de las afirmaciones “falsas” del presidente se refiere a temas de inmigración. De hecho, su declaración más reiterada –160 veces– es que se está construyendo su muro fronterizo.

La verdad: El Congreso se opuso a la financiación del muro de hormigón que había previsto, por lo que el Gobierno ha intentado reparar las barreras existentes como «un muro». La inclinación de Trump por repetir afirmaciones falsas queda demostrada por el hecho de que la base de datos de “The Fact Checker” ha registrado casi 300 casos en los que el presidente ha repetido una variación de la misma afirmación, al menos, tres veces.

También los mítines de campaña de Trump siguen siendo una rica fuente de declaraciones erróneas y falsedades, representando alrededor del 22 por ciento del total. El mitin en Green Bay, el 27 de abril, no fue muy diferente: exageró el tamaño de los déficits comerciales con Japón, China y la Unión Europea; que no tenía «nada que ocultar» de la investigación de Rusia, pero se negó a testificar bajo juramento; continuó su práctica de inflar los puestos de trabajo creados bajo su administración comenzando el conteo desde la elección, no desde su toma de posesión; manifestó que «las fronteras abiertas traen un crimen tremendo» (no hay ningún vínculo documentado entre la inmigración ilegal y el crimen).

Además, afirmó su insistencia en que la nueva embajada de EEUU en Israel estuviera hecha de piedra de Jerusalén, aunque desde el mandato británico en la entonces Palestina, las leyes municipales han exigido que todos los edificios se enfrenten a esta forma local de piedra caliza que tiene un tono cálido y dorado.