El nuevo presidente de Ucrania redobla la apuesta contra Putin y ofrece pasaporte a los rusos

KIEV, Ucrania-. El presidente electo de Ucrania, Volodímir Zelenski, redobló la apuesta contra el líder ruso, Vladimir Putin. Ante la decisión de este último de permitirle la nacionalidad rusa a los ciudadanos del territorio ucraniano que está bajo control de Rusia, Zelenski comunicó este domingo que le ofrecerá el pasaporte de su país a los rusos que «sufren» el autoritarismo de Moscú. También aseguró que sus compatriotas rechazarían la oferta de Putin.

«Otorgaremos la ciudadanía ucraniana a las personas de todas las naciones que sufren bajo regímenes autoritarios y corruptos», escribió en Facebook el sábado por la noche Zelenski, quien a principios de junio asumirá el cargo tras vencer en las elecciones la semana anterior. Este humorista, que accedió a la presidencia sin experiencia política, había prometido mantener un diálogo con Rusia, pero los primeros ataques de Putin forzaron la tensión.

Zelenski, en su posteo, sobre los «regímenes autoritarios y corruptos», hizo referencia directa a la situación de Rusia. Cuando se refería a otorgarle la ciudadanía a los ciudadanos de esas naciones, agregó: «pero, ante todo y sobre todo, a los rusos, que sufren más que todos». Y comparó la situación ucraniana con la rusa: «nosotros, los ucranianos, tenemos libertad de expresión y los medios e internet son libres en nuestro país», expresó Zelenski.

En su comunicado de Facebook, escrito en ucraniano, ruso e inglés, el presidente electo de Ucrania se mostró seguro de que sus compatriotas no se dejarán “seducir” por la oferta, a la que consideró como una “propaganda». “No piensen que a muchos ucranios les gustaría convertirse en el nuevo petróleo en el que el Gobierno ruso está tratando de convertir a su propia gente”, continuó Zelenski en duros términos contra el gobierno de Putin.

En Ucrania está prohibida la doble nacionalidad. El plan de Putin, que consiste en reducir el proceso burocrático para acceder al pasaporte ruso en solo tres meses para los ciudadanos de las regiones de Donetsk y Lugansk, supone un nuevo intento de Rusia para reconocer a esas zonas como parte del territorio ruso. La clave está en que pueden obtener este pasaporte solo si recibieron antes uno firmado por las autoridades autoproclamadas de esas regiones.

La estrategia de los pasaportes forma parte de un mayor plan de acción. Al poblar la región de ciudadanos rusos, que precisarían la protección frente a un Estado ucraniano «enemigo», el gobierno ruso puede justificar, ante esa situación, una hipotética intervención militar para defenderlos. En campaña, Zelenski había prometido «relanzar» las negociaciones con estas regiones, las cuales se proclamaron independientes en 2014 tras la crisis de Crimea.