El papa Francisco entrega 500.000 dólares para asistir a migrantes centroamericanos

MÉXICO, Ciudad de México.- El Papa Francisco envió un donativo de 500 mil dólares para brindar apoyo y  asistencia a los migrantes centroamericanos y de otras regiones de Centroamérica, que están en tránsito por México. La información fue difundida por el Óbolo de San Pedro, la institución de ayuda del Vaticano, mediante un comunicado donde se informa que el dinero es distribuido entre 27 proyectos y 16 diócesis y congregaciones religiosas mexicanas.

“En 2018, seis caravanas de migrantes entraron a México, haciendo un total de 75,000 personas. Se anunció la llegada de otros grupos. Todas estas personas quedaron varadas, sin poder ingresar a Estados Unidos, sin hogar ni medios de subsistencia. La Iglesia Católica acoge a miles de ellos en los hoteles de las diócesis o congregaciones religiosas, proporcionando lo necesario para vivir, desde la vivienda hasta la ropa”, dice el comunicado.

Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), dijo que el dinero que el papa Francisco ofreció para apoyar los albergues de migrantes en México llegó a la Diócesis. «El dinero ya se ha ido entregando, la gran parte de la ayuda ya la tienen las casas del migrante. Especialmente se va a favorecer a las diócesis que están en la frontera, tanto en la frontera sur como en la frontera norte», expresó.

La solicitud de ayuda fue hecha por la Iglesia mexicana, luego de que en los últimos meses se ha incrementado el número de migrantes que llegan a México, tras haber recorrido más de 4 mil kilómetros desde Honduras, El Salvador y Guatemala. Muchos de los miembros de estas caravanas de inmigrantes permanecen en México, debido a la imposibilidad que tienen de cruzar la frontera, por lo cual se ha hecho esta solicitud de dinero.

Pero la crisis también tiene su origen en México. Recientemente, las denuncias sobre maltrato contra inmigrantes en territorio mexicano se han incrementado. Según distintas organizaciones, México expulsó a más migrantes que Estados Unidos en el gobierno de Enrique Peña Nieto, entre 2012 y 2018. Los motivos se deben a que se «consolidó una política de detención» de extranjeros sin documentos «como regla». Por lo general estos maltratos no son divulgados.

El estudio muestra que desde 2013 a 2017, se registraron 686.545 detenciones, de las cuales 18% fueron de menores de 18 años. Además, se dejó en claro que durante la gestión del gobierno de Peña Nieto se dieron varias violaciones a los derechos humanos además de la opacidad del gasto público destinado a la materia migratoria.