Joe Biden comienza su campaña presidencial en su estado natal

EEUU, Pensilvania.- El exvicepresidente de Estados Unidos Joe Biden comenzó este lunes su campaña por la nominación a la candidatura presidencial por el Partido Demócrata con una visita a Pensilvania, estado que es considerado como la cuna de la industria siderúrgica estadounidense. Allí se reunió con los miembros de un importante sindicato local.

Estaba previsto que Biden pronunciara un discurso en el evento con los sindicatos, sobre la reconstrucción de la clase media estadounidense. En Pittsburgh, hablaría sobre las maneras de recuperar el poder adquisitivo de la clase media. Luego acudiría a una actividad de recaudación de fondos en Filadelfia organizada por líderes demócratas locales.

Podría decirse que Biden recibió un respaldo fundamental este lunes, cuando temprano supo del apoyo que le brinda la Asociación Internacional de Bomberos. El presidente general del sindicato de esa organización, Harold Schaitberger, fue el encargado de hacer el anuncio.

Biden recaudó 6,3 millones de dólares en donaciones durante las primeras 24 horas desde el anuncio de su candidatura, siendo el aspirante que más ha recaudado en el lado demócrata. Otro detalle positivo de su comienzo de campaña es la última encuesta publicada por ABC News y The Washington Post, que le dan un 17% de intención de voto, mientras que su principal rival partidario, Bernie Sanders, recibe un 11%.

Este comienzo en Pensilvania tiene gran sentido para Biden, quien fuera senador de Delaware durante mucho tiempo. El aspirante demócrata nació en Pensilvania, tiene numerosos vínculos con este estado y está utilizando sus profundas incursiones con figuras influyentes del partido estatal para conseguir una ventaja temprana en la primaria.

A pesar de que para los demócratas, Pensilvania es un estado que puede tener poco valor en la nominación, este es un estado que según los analistas, pudiera tener importancia en la campaña de Donald Trump, quien pudiera estar trazando una estrategia para ganar a Pensilvania por segunda vez, y el republicano no cederá fácilmente a un estado que forma el núcleo de su camino más probable hacia los 270 votos electorales necesarios para el triunfo presidencial.