Los mandatarios de Canadá y Japón defienden el Acuerdo Transpacífico, pese a la salida de Trump

OTTAWA, Canadá-. Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y su par de Japón, Shinzo Abe, defendieron el Acuerdo Transpacífico, pese a la salida de los Estados Unidos del mismo decidida por el presidente Donald Trump. Trudeau y Abe se encontraron este domingo en Ottawa y se mostraron confiados de que este pacto pueda servir de modelo para futuros acuerdos comerciales, en un intento de sumar a nuevos países al Tratado.

El Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP) fue firmado por Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam hacia finales del 2018. Los Estados Unidos se habían retirado del mismo un año atrás por decisión del mandatario Donald Trump, lo cual puso en riesgo al proyecto. Sin embargo, en esta reunión, los líderes se esforzaron por demostrar su vigencia y éxito.

Abe dijo ante la prensa que dicho pacto «hace crecer a la economía mundial» y «debería ser un modelo a seguir para avanzar». En la misma línea, Trudeau destacó que «se comparte entre ambos la esperanza de que el CPTPP sea cada vez más el rumbo a seguir para la firma de acuerdos comerciales, no solamente en el Pacífico sino en todo el mundo». Incluso, enfatizó que un acuerdo así «se opone netamente» al modelo proteccionista encabezado por Trump.

Los mandatarios destacaron también ante la prensa los logros, en su visión, ya existentes en el corto tiempo de vigencia del Acuerdo Transpacífico. «El pacto ya ha beneficiado enormemente a ciudadanos y empresas canadienses y japonesas y de toda la región», dijo Justin Trudeau. Además, al comparar con los EE.UU., indicó que los ganaderos canadienses «vieron triplicadas sus exportaciones de carne vacuna a Japón, acceso del que los estadounidenses no gozan».

La cita con Trudeau marca el final de una extensa gira de Shinzo Abe por occidente. El mandatario japonés visitó la última semana Bruselas, París y Washington. El sábado último, de hecho, jugó al golf con el presidente Donald Trump. El Acuerdo Transpacífico, por su parte, relaciona comercialmente a 500 millones de personas, compuestas por once países de un lado y otro del Océano Pacífico.

En tanto, Canadá firmó en diciembre último en Buenos Aires un acuerdo comercial con México y los Estados Unidos para reemplazar al NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte), redactado con mayor peso de la gestión de Donald Trump. Sin embargo, pasados cinco meses, no se pudo aún ratificar y poner en marcha el pacto. Los cruces entre los presidentes de México y Estados Unidos, y la mayor frialdad entre Trump con Trudeau, lo dificultan más.