Maniobras entre Rusia e Irán en el Golfo Pérsico incrementan tensión con EE.UU.

IRÁN, Teherán.- Los gobiernos de Rusia e Irán realizarán ejercicios navales conjuntos en el sur del Golfo Pérsico, según informó la agencia Mehr citando al comandante de las fuerzas navales iraníes, Hossein Khanzadi. «Nuestras negociaciones con Rusia giraron principalmente en torno a temas técnicos y operativos y planeamos realizar un ejercicio naval conjunto este año», dijo el funcionario militar.

El anuncio se produce en un momento en que Irán ha amenazado con cerrar el Estrecho de Ormuz, un punto estratégico a través del cual una gran parte del petróleo del mundo transita todos los días, en respuesta a las amenazas de Estados Unidos de sancionar las exportaciones de crudo de Teherán, lo que aumenta las tensiones entre estos países.

El ministro de Defensa iraní, el general de Brigada Amir Hatami, se reunió con su homólogo ruso, el general Sergey Shoygu, al margen de la 8ª Conferencia de Moscú sobre Seguridad Internacional (MCIS) en la capital rusa, donde se prepararon para llevar a cabo esta actividad.  «La cooperación y la interacción de los dos países tienen un papel importante en el marco de las conversaciones de Astana sobre la paz en la lucha contra el terrorismo y el restablecimiento de la paz y la seguridad en Siria», dijo Hatami.

Según Iran PressTV, las fuerzas navales iraníes y rusas se entrenaron juntas en el mar Caspio, por lo que se espera que el próximo simulacro del Golfo Pérsico lleve la cooperación bilateral a un nuevo nivel. En enero, el almirante Khanzadi dijo al anunciar simulacros conjuntos en el Mar Caspio que el trabajo militar con Rusia «seguramente nos llevará a un nuevo nivel de cooperación en áreas estratégicas, tácticas y operativas en el mar».

El Golfo Pérsico también se ha convertido en el centro de otro enfrentamiento entre las fuerzas iraníes y estadounidenses, tras el reciente movimiento del presidente estadounidense, Donald Trump ,para designar al Cuerpo de Guardias de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán como una organización terrorista.

Irán, en respuesta, y como parte de las tensiones reinantes, designó al Comando Central de los Estados Unidos (CENTCOM), que supervisa todas las operaciones de las fuerzas estadounidenses en la región, como una agrupación terrorista, al tiempo que se comprometió a enfrentar esas fuerzas en caso de cualquier invasión de sus aguas territoriales en el Golfo Pérsico.