¿Cuáles son los seis Estados que insisten en “armar a los maestros”?

ESTADOS UNIDOS, Miami.- Cada Estado ha tenido por lo menos un incidente de violencia con armas de fuego en las escuelas desde 1970, según datos federales. La mayoría ha tenido docenas. California y Texas han sufrido más de 100. El año pasado fue el peor de la historia: 94 incidentes de violencia con armas de fuego en las escuelas, un aumento de casi el 60 por ciento con respecto a la cifra récord anterior de 2016.

Muchos legisladores estatales han pasado discutiendo en las sesiones legislativas de este año sobre cómo poner más armas en las escuelas. La mayoría de sus propuestas consiste en «armar a los maestros y a otros miembros del personal»; pero algunas investigaciones indican que con más armas de fuego en las escuelas, aumenta la posibilidad de que un estudiante pueda tener en sus manos una pistola o revólver, así como la probabilidad de disparos accidentales.

El presidente Donald Trump y la secretaria de Educación, Betsy DeVos, han apoyado la idea de armar a los educadores; sin embargo, una encuesta de Gallup encontró que el 73 por ciento de los maestros estadounidenses «no quiere llevar armas en la escuela». Aquí están los estados donde algunos legisladores continúan presionando para armar a los maestros y apoyan otros proyectos muy polémicos (como uno de Missouri).

FLORIDA. El Senado de Florida aprobó un proyecto de ley que permitiría que cualquier maestro que reciba capacitación porte armas de fuego en el salón de clases. La «Asociación de Educación de Florida» se opone a armar a los maestros y aboga por añadir personal de salud mental en las escuelas. Hace poco, unos 150 estudiantes del movimiento “Marcha por Nuestras Vidas” protestaron frente al congreso, en Washington, DC.

MISSOURI. La ley HB 575 de Missouri incluye una aterradora enmienda que legaliza el transporte oculto de armas en los campus universitarios. Esto significa que cualquier estudiante, miembro del personal o visitante con el permiso correcto puede caminar por el campus con un arma cargada. Como está escrito, el proyecto de ley también prohíbe que las universidades estatales creen sus propias políticas para prohibir las armas.

MONTANA. A principios de este mes, la legislatura de Montana aprobó varios proyectos de ley que resultarían en más armas en las escuelas. La ley HB 567 permite que cualquier empleado se convierta en un «sheriff de la escuela», lo que le autoriza a portar un arma en los terrenos de la institución educativa.

CAROLINA DEL NORTE. Por un lado, el proyecto de ley HB 216 permitiría al personal escolar portar armas de fuego ocultas. Por otro, la ley SB 192 añade un incentivo: ofrece un aumento salarial del 5 por ciento a los maestros que reciben capacitación para el cumplimiento de la ley, de modo que puedan desempeñarse como educadores y como agentes del orden público juramentados.

OKLAHOMA. Oklahoma permite que los educadores tengan armas en la escuela solo si han completado el entrenamiento de guardias armados o de oficiales de paz. Pero, HB 2336, un proyecto de ley de expansión, permitiría a cualquier empleado de la escuela con un permiso de porte de armas, caminar por los pasillos con una pistola cargada.

TEXAS. Una ley de Texas ya permite que algunos miembros del personal de la escuela lleven armas. Ahora, el Senado de Texas ha aprobado un proyecto de ley que eliminaría el requisito de que los empleados escolares mantengan las armas de fuego bajo llave. La Asociación de Maestros del Estado de Texas se opone a la expansión y dice que los legisladores deberían centrarse en mejorar los fondos para los establecimientos escolares y los servicios de salud mental.

En mayo de 2018, ocho estudiantes de Texas y dos educadores murieron y otros 13 resultaron heridos cuando un estudiante abrió fuego en Santa Fe High School. Tres meses antes, los disparos en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, en Florida, causaron 17 muertos y 17 heridos.