25 soldados venezolanos buscan asilo en Brasil y Leopoldo en España

BRASIL, San Pablo.- El presidente Jair Bolsonaro estudia una solicitud de asilo político de 25 soldados venezolanos en la embajada de Brasil en Caracas. Otávio Rêgo Barros, portavoz de la Presidencia de la República, confirmó esta información al diario nacional Folha de S.Paulo.  Los soldados ingresaron a la embajada en medio de los disturbios que se producían en Caracas entre opositores y fuerzas leales al régimen. Un vocero de Maduro los catalogó de “rebeldes” que “no consiguieron lo que buscaban y ahora huyen como cobardes”.

Según otras fuentes, seis militares pidieron refugio en la embajada de Chile, que se los denegó después de consultas con la cancillería en Santiago. Sin embargo, el gobierno de Miguel Piñera admitió como “huéspedes” al líder opositor Leopoldo López y su esposa, Lilian Tintori, confirmó el canciller chileno, Roberto Ampuero. Poco después, según las mismas fuentes, la familia López visitó la embajada de España, donde pidió refugio. El Gobierno de España aún no ha emitido un pronunciamiento público.

En la madrugada del martes, los líderes de la oposición Juan Guaidó y Leopoldo López comenzaron la llamada “Operación Libertad”. López, que estaba bajo arresto domiciliario, y Guaidó se dirigieron a la base aérea de La Carlota en Caracas, donde anunciaron el apoyo de militares disidentes y llamaron a la población a unirse a ellos. Maduro, sin embargo, dijo que las fuerzas armadas del país siguen siendo leales a él y convocó a una manifestación popular en apoyo de su gobierno.

En Brasil, el presidente Jair Bolsonaro ha realizado varias manifestaciones en apoyo al derrocamiento del gobierno venezolano. A través de una nota, alentó a los países a apoyar el movimiento para destituir a Maduro de su cargo.  «Instamos a todos los países, identificados con los ideales de la libertad, a que apoyen al Presidente a cargo Juan Guaidó en la búsqueda de una solución para acabar con la dictadura de Maduro, así como para restaurar la normalidad institucional en Venezuela», dijo en un comunicado emitido por el portavoz del gobierno.

Los gobiernos de varios países están siguiendo la evolución de las protestas en las calles de Caracas y otras ciudades venezolanas. En América Latina, el gobierno de izquierda de Uruguay, en una nota emitida por el Ministerio de Relaciones Exteriores, hizo «un llamamiento a todas las partes para que eviten acciones que puedan conducir a una escalada de violencia con graves consecuencias, especialmente para la población civil».

En Europa, Isabel Celaá, ministra de Educación y portavoz del gobierno español, dijo que España no apoya un «golpe militar» en Venezuela. Según Celaá, Guaidó «representa una alternativa» y es visto por el gobierno español como «el representante legítimo para realizar una transformación en Venezuela». Manifestó, además, que el presidente Pedro Sánchez está monitoreando la situación y cree en «la necesidad de elecciones democráticas» para que el país sudamericano supere el impasse político.