López Obrador reitera la «no intervención» en la crisis venezolana y pide «solución pacífica» para el conflicto

CIUDAD DE MÉXICO, México-. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, expresó este martes por la mañana que la postura de su gobierno sobre el conflicto que atraviesa a Venezuela continuará siendo «de respeto a la Constitución», es decir, manteniendo la postura de «no intervención y autodeterminación de los pueblos». El mandatario sostuvo estas declaraciones en su tradicional conferencia de prensa diaria en la Residencia de Los Pinos.

«Apego a nuestra constitución, no intervención y autodeterminación a los pueblos, solución pacífica en los conflictos», serán los lineamientos que el gobierno de México llevará a cabo, según sostuvo su propio presidente sobre la cuestión venezolana. «No intervenimos, porque el respeto al derecho ajeno es la paz», justificó el gobernante de la fuerza Morena, asumido en diciembre de 2018.

Por otro lado, López Obrador reiteró que anhela que «se priorice el diálogo y que sean respetados los Derechos Humanos» en este conflicto, luego de los violentos hechos ocurridos durante este martes y el alzamiento militar de algunas tropas venezolanas. Si bien las palabras de AMLO se asemejan a la de sus pares latinoamericanos, el énfasis en la no intervención lo aleja de la dureza de otros gobiernos contra la gestión de Nicolás Maduro.

Minutos después de las expresiones del presidente, la Secretaría de Relaciones Exteriores del gobierno de México, reforzó el lineamiento de AMLO. En un comunicado, aseguró que «se sigue atentamente la situación que está ocurriendo en Venezuela y expresa su preocupación por la posible escalada de violencia y derramamiento de sangre que pudiera ocurrir derivada de estos hechos», en referencia al alzamiento militar en «La Carlota», en Caracas.

Seguido a eso, el comunicado de la Secretaría del gobierno de AMLO, continúa: «México reitera su deseo y compromiso por encontrar una solución pacífica, democrática y mediante el diálogo a esta crisis, privilegiando en todo momento el respeto irrestricto a los derechos humanos», en el mismo sentido que las declaraciones matutinas del presidente y de los anteriores pronunciamientos de su gobierno en el tema.

Por último, el gobierno de López Obrador destaca que «por conducto de la Secretaría de Relaciones Exteriores, se están realizando consultas con los otros dieciséis países que integran el Mecanismo de Montevideo con el fin de encontrar una ruta común». El grupo al que hace referencia fue impulsado por el país centroamericano y sus pares uruguayos, al igual que la Comunidad del Caribe, con una postura más moderada que el Grupo de Lima.