Maduro dice que el “golpe” fue aplastado pero Guaidó sigue en las calles

VENEZUELA, Caracas.- Hablando en la noche del martes, Maduro aseguró que el «golpe» había sido “aplastado” y que los cabecillas estaban siendo «interrogados». Mientras tanto, Juan Guaidó insiste que la «fase final» del colapso del régimen de Maduro ha comenzado. Su llamado a la «rebelión pacífica» después de haber sido filmado flanqueado por unos pocos militares condujo a violentos enfrentamientos callejeros.

En su discurso, Maduro estuvo acompañado por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, lo que contradice las afirmaciones del jefe de seguridad nacional de EEUU, John Bolton, de que figuras clave del gobierno de Maduro estaban a punto de desertar, entre ellas Padrino. En un discurso de casi una hora, Maduro negó las noticias de que planeaba huir a Cuba, pero fue persuadido de permanecer en Venezuela por uno de sus socios, Rusia. «Decía Mike Pompeo que yo, Maduro, tenía un avión listo para irse para Cuba, para huir, y los rusos lo bajaron del avión y le prohibieron que saliera del país. Señor Pompeo, por favor, ¡qué falta de seriedad!», dijo Maduro.

Agregó que su gobierno había aniquilado el «pequeño» levantamiento organizado por la extrema derecha venezolana y los lacayos de Estados Unidos. En un discurso televisado a todo el país, junto a líderes militares, dijo que el fiscal general había designado tres fiscales especiales para investigar e interrogar a los involucrados, a quienes acusó de querer provocar una «masacre». «Los traidores pronto conocerán su destino», subrayó. También afirmó que algunos de los «golpistas» habían salido corriendo a la embajada brasileña en Caracas.

Venezuela tiene una larga historia de rebeliones y golpes militares, como el derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez en 1958, y el intento fallido del predecesor de Maduro, Hugo Chávez, de tomar posesión por la fuerza en un golpe del ejército en 1992 contra el presidente Carlos Andrés Pérez. Después de ser elegido presidente por votos en las urnas, el propio Chávez sobrevivió a un golpe de Estado una década después.

A última hora del martes, Leopoldo López y su esposa e hija buscaron refugio en la embajada de España en Caracas,  mientras Juan Guaidó sigue en su lucha: «Este primero de mayo continuamos en las callesen los puntos de concentración, nos veremos», subrayó a sus seguidores, quienes se mantienen concentrados en pequeños grupos en distintos puntos del país.