Trump advierte y Canciller cubano trata a Bolton de mentiroso patológico

VENEZUELA, Caracas.- Por la tarde del martes, docenas de personas habían resultado heridas por balas de goma, gas lacrimógeno y munición real en en todo el país, según datos de hospitales. Hombres encapuchados – los temidos colectivos– dispararon contra una multitud de manifestantes, dijeron los testigos.

Hubo protestas en todo Venezuela, según el Observatorio Venezolano de Conflictos, con enfrentamientos violentos en al menos cinco estados. Al menos 25 personas fueron detenidas el martes, en su mayoría en estados del interior, dijo Foro Penal, una organización local que hace un seguimiento de las detenciones políticas.

El presidente Donald Trump dijo que Estados Unidos golpearía a Cuba con sanciones y un embargo si continuaba su apoyo militar al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro. «Si las tropas y milicias cubanas no cesan inmediatamente las operaciones militares y de otro tipo con el propósito de causar la muerte y la destrucción de la Constitución de Venezuela, se impondrá un embargo total y completo, junto con sanciones de alto nivel, en la isla de Cuba», dijo Trump en Twitter. «Esperemos que todos los soldados cubanos regresen a su isla rápido y pacíficamente».

A los ojos de Trump, Nicolás Maduro, no es más que una «marioneta cubana». Además, acusa a Cuba de estacionar tropas en Venezuela y amenaza periódicamente con la intervención militar estadounidense como medio para ayudar al autoproclamado presidente interino, Juan Guaidó.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, ha calificado las acusaciones de Trump como «ofensivas», exigiendo a Estados Unidos que presente pruebas que demuestren que las tropas cubanas están estacionadas en Venezuela e infiltradas en el ejército venezolano. Sin embargo, EEUU no es el único acusador: La Organización de los Estados Americanos (OEA), organizaciones no gubernamentales y veteranos militares venezolanos han hecho acusaciones similares.

Evan Ellis, profesor del Instituto de Estudios Estratégicos (SSI) del Colegio de Guerra del Ejército de Estados Unidos en Pensilvania, opina que existen datos circunstanciales suficientes para demostrar la influencia cubana sobre el ejército venezolano. Hablando con periodistas, Ellis enfatizó: «Toda la información de EEUU es obviamente secreta. Si los estadounidenses presentan esas pruebas sobre la mesa, estarán poniendo en riesgo la vida de los informantes, al mismo tiempo que exponen sus métodos de recolección de información».

Además, el experto militar considera «de vital importancia» el testimonio de los muchos venezolanos que han tenido y tienen contacto directo diario con los cubanos que residen en Venezuela. Entre los testigos hay maestros, entrenadores deportivos, médicos, ingenieros y técnicos. «No se puede descartar que una parte de esta gente trabaje con los servicios de inteligencia cubanos», dice Ellis.