Suman 15 los choferes asesinados por asaltos y extorsiones en el estado central de México

Ciudad de México, México-. El presidente de la Alianza de Autotransportistas Autónomos del estado de México, Juan Sánchez Peláez, en reunión con legisladores y secretario de Movilidad, Raymundo Martínes, denunció que diariamente se registran en promedio 100 asaltos violentos a camiones, microbuses y taxis, y que en poco más de un año han sido asesinados por lo menos 15 conductores de transporte público en la zona metropolitana de Ciudad de México.

Los asaltos se producen presuntamente por no pagar cuotas de extorsiones en poco más de un año, así lo comunicó la Alianza de Autotransportistas Autónomos del estado de México. Los corredores más peligrosos para los transportistas y pasajeros mexicanos son el Periférico Norte, desde Cuautitlán Izcalli a Naucalpan, el de Tecámac y Zumpango a Indios Verdes, y la vía López Portillo que recorre los municipios de Ecatepec, Tecámac, Naucalpan, y el sur del estado de México.

Sánchez Peláez también aseguró que las víctimas frecuentemente no denuncian por miedo ya que al salir del ministerio público son esperados por el crimen organizado y posteriormente amedrentados, dijo el líder de transportistas. Así mismo, denunció que supuestamente hay autoridades mexicanas involucradas.

Se conoció –además– que las extorsiones son de aproximadamente 100 mil pesos mexicanos a la semana por cada ruta, dinero que se deposita en cuentas bancarias, «las cuales hemos ido informando a la autoridad correspondiente, pero hay contubernio en todo esto, el gobierno debe actuar, no hay criminal que actúe si alguien no lo está respaldando» aseguró el dirigente de la organización conocida como Triple A.

«Se tratan de policías municipales, ellos saben bien dónde están, quienes nos asaltan a diario, los transportistas hemos invertido cerca de 30 mil pesos en equipar con cámaras y botones de pánico cada unidad, hay que pagar 500 o 600 pesos de renta por equipo, quien debe tomar cartas en el asunto es la Secretaría de Seguridad», exhortó Sánchez

Aseguran que trabajar en el transporte público de México genera un riesgo mortal ante las extorsiones que concesionarios y operadores en la entidad sufren por parte de delincuentes. Golpes, secuestros, robo de unidades para quemarlas e incluso asesinatos son los métodos o modus operandi cada vez más violentos que los delincuentes emplean para conseguir el pago de cuotas.