Sube la tensión: Bombardean oleoducto árabe con drones

ARABIA SAUDITA, Ryad.- Poco después de que los rebeldes Hutíes de Yemen (aliados de Irán) informaron de un ataque coordinado contra Arabia Saudita, el gobierno sunita dijo que drones o aviones teledirigidos bombardearon con cohetes uno de sus oleoductos mientras otros dañaron la infraestructura energética en distintas partes del reino. Estos nuevos incidentes aumentan la tensión en Medio Oriente después del ataque a petroleros frente a las costas de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

En una declaración difundida por la Agencia de Prensa Saudita, el ministro de Energía Khalid al-Falih señaló que los drones bombardearon una estación de bombeo de petróleo que abastece un oleoducto que va desde la provincia oriental hasta el puerto de Yanbu, en el Mar Rojo. Un incendio estalló y la empresa estatal Saudi Aramco dejó de bombear petróleo a través del oleoducto. El organismo de seguridad estatal indicó además que dos sitios de infraestructura petrolera en la gran región de Riyadh, fueron el blanco de misiles de corto alcance.

Mientras que estos hechos demuestran el incremento de los riesgos para los transportistas en una zona vital para el suministro mundial de petróleo, Estados Unidos advirtió otra vez sobre la posibilidad de futuros atentados al tráfico marítimo comercial, con explosivos de alta potencia para perforar barcos.

Estados Unidos está desplegando un portaaviones, el USS Abraham Lincoln, y bombarderos B-52 al Golfo Pérsico para contrarrestar las amenazas de Teherán. España, mientras tanto, retiró una de sus fragatas que era parte de una flota de combate liderada por EEUU. El Ministerio de Defensa español declaró que «Méndez Núñez», con 215 marineros, no cruzará el Estrecho de Hormuz hacia el Golfo junto con el portaaviones.

Las tensiones han crecido peligrosamente desde que el presidente Donald Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 entre Irán y las potencias mundiales, y restableció las sanciones estadounidenses que han llevado a la economía iraní a una profunda crisis. La semana pasada, la República Islámica de Irán advirtió que comenzará a enriquecer uranio a niveles más altos en 60 días si las potencias no logran negociar nuevos términos para un acuerdo.