5 alimentos que ayudan a tener dientes blancos

APIO Se caracteriza por ser muy nutritivo, tener propiedades medicinales y alto contenido de vitamina C. Consumir diariamente esta saludable hortaliza ayuda a mantener los dientes limpios y libres de manchas, ya que su crujiente textura arrasa con la placa y elimina bacterias a través del aumento de la producción de saliva. De tal manera, el apio también previene la gingivitis.

ZANAHORIA Limpia la boca en general, aporta brillo a la dentadura y lucha contra la placa bacteriana, sin embargo, estos beneficios que blanquean los dientes solamente se podrán aprovechar si las zanahorias se comen crudas. Por lo tanto, se recomienda mantenerlas frescas y lavarlas bien antes de consumirlas. Igualmente, son ricas en fibra, potasio, calcio y magnesio.

FRESA Esta deliciosa fruta sirve para mantener los dientes blancos de forma natural, debido a su gran contenido de antioxidantes, vitamina C y ácido málico. Lo ideal es consumir las fresas diariamente como parte de nuestra alimentación balanceada, no obstante, también se pueden frotar directamente sobre la superficie de los dientes antes de cepillarse tres veces al día.

UVA También se encuentra entre la lista de los alimentos que ayudan a blanquear los dientes, ya que es una fruta rica en antioxidantes y ácido málico, lo que funciona como un limpiador natural. De esta forma, al consumir uvas se disminuye el tono amarillento y las manchas en la dentadura. Asimismo, sus propiedades previenen inflamaciones en la boca.

MANZANA Se trata de una excelente aliada para la higiene bucodental, pues al masticar una manzana se limpia la dentadura. ¿Cómo? Por ser de textura dura, con cada mordida, esta fruta es capaz de llevarse las partículas que se encuentren acumuladas entre los dientes, es decir, barre la placa bacteriana tal como lo hace un cepillo dental con sus hebras. Asimismo, regula el pH de la boca.

Aprovechar las propiedades curativas de los alimentos está genial, de igual forma, hay que mantener una excelente rutina de higiene bucal, pues se debe entender la importancia de no reemplazar una cosa con otra. ¡A nadie le gusta tener dientes amarillos! Dicho esto, es relevante mencionar que tampoco se puede dejar de visitar al dentista según sea necesario.