Personal de EEUU debe abandonar Irak

IRAK, Bagdad-. Mike Pompeo, secretario de Estado de los Estados Unidos ordenó este miércoles que todo el personal no imprescindible de su área abandone la embajada en Bagdad. La misma normativa rige para el consulado estadounidense en Erbil y se suma al clima de gran tensión en aumento entre los Estados Unidos e Irán.

«Numerosos grupos terroristas e insurgentes están activos en Irak y atacan regularmente tanto a las fuerzas de seguridad iraquíes como a los civiles», advirtió el organismo a quienes viajen a Irak. «Las milicias sectarias antiestadounidenses también pueden amenazar a ciudadanos estadounidenses y compañías occidentales en todo Irak», agregó.

Pompeo no puntualizó acerca de cuáles son las milicias que podían amenazar a los estadounidenses, aunque se presume que la acusación estaría vinculada a Irán, dado el intercambio retórico de las últimas semanas. El último informe de inteligencia mencionado por Washington hablaba de un llamado iraní a guerrillas y terroristas que le responden.

La evacuación del personal de la administración norteamericana se dará «cuanto antes», informó el Departamento de Estado. «La habilidad del gobierno de Estados Unidos de proveer servicios de rutina y de emergencia a nuestros ciudadanos es extremadamente limitada», detallaron. Esta decisión supone, entre otras cosas, suspender la entrega de visas.

El clima en la zona se va cargando de tensión. La última semana, un buque de guerra de la marina de los Estados Unidos viajó hasta el Golfo, y fue visto como una presión hacia Irán. Los Guardianes de la Revolución, la fuerza militar más grande de Irán, por su parte, pasaron a ser considerados «terroristas» por el gobierno de Donald Trump en el mes de abril.

Además, días atrás, El Intransigente América informó que el secretario Mike Pompeo viajó sorpresivamente a Irak. «En la reunión con el presidente Barham Salih y el primer ministro, Adel Abdul Mahdi, hablamos de la importancia de que Irak garantice que es capaz de proteger de manera adecuada a los estadounidenses en su país», había indicado el funcionario.