¿En qué consiste la nueva ley antiaborto?

ESTADOS UNIDOS, Alabama.- La gobernadora de Alabama, Kay Ivey, promulgó una ley que prohíbe prácticamente todos los abortos en su estado, estableciendo lo que probablemente se convertirá en una batalla legal prolongada que puede ser decidida por la Corte Suprema.

La «Ley de Protección de la Vida Humana», que es la más restrictiva de su tipo en Estados Unidos, hace que sea un delito grave para los médicos realizar un aborto en cualquier estado de embarazo, incluso en casos de violación e incesto. Las mujeres que intenten hacerse un aborto en el estado no enfrentarán cargos criminales.

Ahora, esta ley podría ser objeto de discusión en la Corte Suprema de Justicia, que hasta podría tomar una decisión respecto a desechar el precedente que permite el aborto en Estados Unidos «Esta semana, la Corte Suprema ha mostrado una disposición a desechar el precedente», dijo Carrie Flaxman, subdirectora de litigios de políticas públicas y ley de Planned Parenthood.

 “Con el juez [Brett] Kavanaugh en la Corte Suprema, existe una grave amenaza para los derechos de aborto. A eso están dirigidos estos proyectos de ley. Los patrocinadores de estos proyectos de ley están haciendo esto, y los estados lo están haciendo, porque esperan que el tribunal anule a Roe [la ley que permite el aborto desde 1973]”.

Por lo pronto, la ley firmada este miércoles contiene una única excepción para cuando «un aborto es necesario para prevenir un riesgo grave para la salud», según establece el proyecto de ley. La realización de un aborto se clasifica como delito grave de Clase A con una pena máxima de 99 años de prisión, y un intento de aborto es un delito grave de Clase C.

El proyecto de ley, que lo convierte en un delito grave para un médico por realizar o intentar un aborto durante cualquier etapa del embarazo, fue aprobado por el Senado del estado de Alabama después de un debate polémico. Los legisladores de Alabama aprobaron el proyecto de ley 25-6 después de negar una enmienda que habría hecho exenciones para los casos de violación e incesto.

La Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) prometió «luchar» contra la nueva ley. «Este proyecto de ley no entrará en vigencia en un futuro próximo, y el aborto seguirá siendo un procedimiento médico legal y seguro en todas las clínicas de Alabama», escribió la organización en Twitter el martes por la noche, junto con un mapa que muestra la ubicación de las clínicas en el estado.