Más protestas contra Bolsonaro por recortes en educación

BRASIL, Sao Paulo.-  En rechazo a los recortes presupuestarios en el área de educación, miles de estudiantes protestaron este miércoles en la ciudad de Sao Paulo contra las medidas de reducción del gasto público implementadas por el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien anunció un 30 % menos en los recursos destinados a las universidades federales, afectando la oferta de nuevas becas para maestrías y doctorados.

Sindicatos de docentes, estudiantes y trabajadores universitarios se sumaron a la jornada de protestas en las calles de la ciudad para manifestar contra los recortes presupuestarios que alcanzan casi los 1.800 millones de dólares del presupuesto educativo y que ponen en riesgo investigaciones académicas y oportunidades de estudio. “Bolsonaro, ¡la juventud no le tiene miedo!”, fue una de las consignas más sonadas en la avenida Paulista  a su paso por el Museo de Arte.  

“Los brasileños están sintiendo rabia y frustración por la decisión de Bolsonaro de atacar la educación, muchas personas inteligentes y preparadas se están quedando sin trabajo debido a los recortes. Este gobierno disminuye la inversión porque quiere acabar con el pensamiento crítico de la población”, dijo Carolina Ponce, estudiante de arquitectura con 20 años de edad.

La jornada de protestas se replicó en varias ciudades del país y constituye la primera gran protesta organizada que ha enfrentado el gobierno brasileño desde que estrenó el poder el pasado primero de enero. Por su parte, el presidente Bolsonaro calificó a los manifestantes de “idiotas útiles” porque son usados por una minoría contraria a su gobierno desde varias universidades del país.  

“La mayoría de los manifestantes es militante, no tienen nada en la cabeza. Si preguntas a alguno de ellos por la fórmula del agua no la saben, son unos idiotas útiles e imbéciles que son usados como margen de maniobra de una minoría que compone el núcleo de muchas universidades en Brasil”, dijo el primer mandatario desde su visita a Dallas (Texas) donde será premiado.

Por otro lado, Marianna Dias, presidenta de la Unión Nacional de los Estudiantes (UNE) y una de las voces líderes de las protestas, replicó a la declaración del presidente: “Idiota es quien decide que el porte de armas es más importante que invertir en la educación”. La dirigente de la UNE considera “exitosas” las protestas y asegura que el gobierno revoque su decisión. “Es un día histórico porque los jóvenes hemos dado un mensaje importante a Bolsonaro”, dijo.

En Rio de Janeiro, Brasilia y otras principales ciudades del país fueron epicentros de masivas movilizaciones y aunque se desarrollaron sin mayores inconvenientes, en la estación central de trenes de Río la policía lanzó gases lacrimógenos a un reducido grupo de manifestantes que arrojaron objetos contundentes al cuerpo de seguridad. El enfrentamiento se registró cerca de la estación central de trenes de la ciudad.