El brindis del hombre más rico del mundo con su papá cubano

ESTADOS UNIDOS, Nueva York.- Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo, honró a su padre inmigrante cubano en la inauguración de un nuevo museo en la isla de la Estatua de la Libertad. El dueño de Amazon, de 55 años, compartió un dulce brindis con Miguel y con el icónico monumento nacional. «Aquí estamos en la Estatua de la Libertad, mi papá y yo», dijo Bezos. «Cuando Miguel llegó de Cuba a los 16 años, estaba solo y no hablaba una palabra de español. Su valor, determinación y optimismo son inspiradores».

Bezos es el hijo biológico de Jacklyn y Ted Jorgensen, pero la pareja se separó poco después de nacer, en 1964. Jacklyn volvió a casarse, con Miguel en 1968, que adoptó legalmente a Bezos, que entonces tenía cuatro años, y lo crió como si fuera su propio hijo. Cuando se le preguntó sobre su padre biológico en 1999, el multimillonario le dijo a la revista Wired: «La realidad, en lo que a mí respecta, es que mi verdadero padre es mi padrastro».

El padre biológico perdió contacto con la familia, y solamente descubrió que el fundador de Amazon era su hijo después de que un reportero que escribía una biografía sobre Bezos se pusiera en contacto con él. Según el diario New York Post, Jorgensen murió en 2015 sin reunirse alguna vez con su hijo. Miguel se graduó en matemáticas e informática en la Universidad de Albuquerque en Nuevo México, y luego se mudó a Houston, Texas, para trabajar con Exxon. Bezos finalmente se fue a la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, donde se graduó en 1986.

Sus padres que lo apoyaron e invirtieron 245.573 dólares en Amazon en 1995, a pesar de que Bezos les advirtió que era un negocio increíblemente arriesgado. Esa participación, hoy alrededor del 3.4 % de la empresa, vale 30.000 millones de dólares, aunque no se sabe cuántas acciones poseen actualmente Miguel y su esposa.

Hablando de su inversión, Mike comentó alguna vez: ‘Tuvimos la suerte de haber criado un hijo, Jeff, muy estudioso y muy emprendedor”. Bezos posee ahora unos 131.000 millones de dólares, lo que lo convierte en el hombre más rico del mundo, por delante de Bill Gates, en segundo lugar, con 96.500 millones de dólares.