El gobierno de Irán sube la tensión contra Estados Unidos

IRÁN, Teherán-. El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Mohammad Javad Zarif, apuntó contra los Estados Unidos este jueves, al acusar al país norteamericano de comenzar una escalada «inaceptable» de tensiones. Por otro lado, enfatizó que en este momento «no hay posibilidad alguna» de negociar con el gobierno de Donald Trump.

«Actuamos con la máxima moderación», expresó Zarif sobre la reacción de su país sobre el retiro de los Estados Unidos del acuerdo nuclear en 2015. El gobierno de Donald Trump anunció la salida de la nación estadounidense del tratado el último año, lo que varió las relaciones bilaterales y dio comienzo a una tensión en ascenso en las últimas semanas.

El funcionario de la administración de Hasan Rohaní agregó que Irán mantiene «su compromiso con la comunidad internacional» que también rubricó el acuerdo nuclear. Zarif actualmente está en Japón, donde se encontró este jueves con el primer ministro Shinzo Abe, y partirá este viernes hacia China, en un intento de mostrar los vínculos con las potencias.

El clima de tensión entre Irán y los Estados Unidos creció fuertemente en las últimas semanas, cuando el país norteamericano movilizó a la zona de Medio Oriente el portaaviones Lincoln. Además, como informó El Intransigente América, el secretario de Estado Mike Pompeo ordenó al personal diplomático no esencial de Irak que abandone el país.

Entre los dos gobiernos parece haber una gran diferencia de criterio respecto al futuro de las relaciones. Mientras el presidente Donald Trump sostuvo que «estoy seguro de que Irán querrá hablar pronto», Zarif descartó este jueves «cualquier posibilidad» de negociación con Estados Unidos. «No sé por qué el presidente Trump es optimista», agregó. 

Por otro lado, al ordenar el retiro del personal diplomático, Pompeo había hecho referencia a la presencia de milicias cercanas al gobierno iraní y la Guardia Revolucionaria, que podían ser amenazantes para la seguridad de los Estados Unidos. «Esta situación puede ser perjudicial para la seguridad tanto de nuestro país como de Irak», avisó el secretario de Estado.