Trump anuncia su nuevo plan migratorio: ¿en qué consiste?

ESTADOS UNIDOS, Washigton.- El presidente Donald Trump presentará otro plan de inmigración mientras trata de convencer a la opinión pública y a los legisladores estadounidenses de que el sistema de inmigración legal de la nación debe ser revisado.

El plan «pone en primer lugar los empleos, los salarios y la seguridad de los trabajadores estadounidenses», dijo Trump en un discurso pronunciado en el Jardín de Rosas de la Casa Blanca, durante la tarde de este jueves.

La propuesta está centrada en detener la inmigración «ilegal», resguardar la frontera, y reformas legales que permitan cerrar las fallas de la legislación actual y el sistema actual, incluyendo el caso del asilo, dijo el mandatario en su discurso de la tarde.

«Debemos implementar un sistema de inmigración que permita a nuestros ciudadanos prosperar para las generaciones venideras», dijo, en clara mención a un plan que, según sus palabras, premiará a los trabajadores con las más altas calificaciones académicas.

El plan no aborda el desafío apremiante de qué hacer con los aproximadamente 11 millones de personas que se encuentran actualmente en el país de manera ilegal, uno de los temas centrales que animó la presidencia de Trump, y que hasta ahora solo menciona la deportación y el muro fronterizo como solución.

La propuesta no está exenta de polémicas, pues Trump ha decidido poner el foco  en rediseñar el sistema de inmigración legal, dejando sin solución a unos 11 millones de indocumentados que se encuentran en Estados Unidos a la espera de una solución. También quedan en el limbo un grupo de jóvenes llamados “soñadores”.

El último esfuerzo, encabezado por el yerno y asesor principal de Trump, Jared Kushner, se enfoca en reforzar la seguridad fronteriza y repensar el sistema de la tarjeta verde para que favorezca a las personas con habilidades de alto nivel, títulos y ofertas de trabajo en lugar de familiares de los que ya están en el país.

El plan enfrentará una batalla cuesta arriba en el Congreso. Los esfuerzos por reformar el sistema de inmigración no han ido a ninguna parte durante tres décadas en medio de republicanos y demócratas profundamente divididos, que no se han puesto de acuerdo en temas que, definitivamente, no concuerdan en ninguna discusión.

Las perspectivas de un acuerdo parecen especialmente sombrías a medida que se acercan las elecciones de 2020, aunque el plan podría dar a Trump y al Partido Republicano una propuesta para unirse detrás, incluso si las conversaciones con los demócratas no van a ninguna parte.