Hombre ejecutado en Texas dona su última comida a desamparados

ESTADOS UNIDOS, Texas.- Un preso condenado a muerte en Tennessee que asesinó a su esposa ha rechazado su última comida especial antes de su ejecución pautada para la noche del 16 de mayo, y en cambio pidió que la comida fuera donada a una persona sin hogar.

Estaba previsto que Donnie Johnson, un hombre de 68 años de edad,
fuese ejecutado este jueves 16 de mayo en Tennessee a las 8 pm, hora del este de Estados Unidos. Johnson fue condenado hace tres décadas por asfixiar a su mujer con una gran bolsa de basura de plástico, un crimen del que lo acusó un preso, que ahora está en libertad laboral.

Johnson fue declarado culpable de asesinato en primer grado y condenado a muerte en noviembre de 1985 por asesinar a su esposa, Connie, el 8 de diciembre de 1984, después de que fue a verlo a una tienda de suministros para acampar en Memphis donde trabajaba.

El compañero de trabajo de Johnson, Ronnie McCoy, un recluso en libertad condicional, declaró que dejó a la pareja sola en una oficina durante unos 15 minutos. Cuando regresó, encontró a Connie asfixiada, de acuerdo con su testimonio en la corte.

El Departamento de Corrección de Tennessee dijo que Johnson, en lugar de optar por una última comida especial, Johnson, seleccionaría algo del mismo menú que otros prisioneros de la Institución de Seguridad Máxima de Riverbend. Los presos en Tennessee tienen hasta 20 dólares para gastar en una última comida especial.

El defensor público Kelley Henry, dijo mediante una declaración por escrito que la decisión de Johnson de renunciar a la comida especial fue inspirada por su amigo, el recluso Philip Workman, quien solicitó de manera similar que su última comida fuera entregada a una persona sin hogar.

«El señor Johnson se dio cuenta de que su asignación de 20 dólares no alimentará a muchas personas sin hogar”, dijo Henry. «Su petición es que aquellos que lo apoyaron, proporcionen una comida a una persona sin hogar».