Shakira y Carlos Vives seguirán de paseo en “La Bicicleta”

España, Madrid.- Un tribunal español absolvió este jueves 16 de mayo a los cantantes colombianos Shakira y Carlos Vives, quienes fueron acusados de plagio por un cantante y productor cubano, Liván Rafael Castellanos, quien aseguró que 1997 lanzó Yo te quiero tanto, mencionada en su galardonado tema La Bicicleta.

Como en todo juicio, después de haber escuchado las declaraciones de los implicados el pasado 27 de marzo en Madrid, el tribunal mercantil informó que “se desestima de plano la demanda”, argumentando que la letra de la música en cuatro palabras es igual, pero que en cuanto a la melodía no hay coincidencia alguna.

Liván Rafael Castellano, conocido artísticamente como Livam, y su compañía discográfica MDRB Music Publishing introdujeron la demanda a los dos cantantes colombianos, así como al productor Andrés Castro y a la discográfica Sony, por la similitud en el estribillo de ambas composiciones. Mientras que el dúo cantaba “que te sueño y que te quiero tanto”, el tema de Livam suena “Yo te quiero, yo te quiero tanto”.

El tribunal aceptó esta similitud pero defendió que dicha expresión es muy común, y utilizada en todo tipo de canciones y textos a lo largo de la historia, además del excelente trabajo de los peritos musicales propuestos por la defensa, ante los que Shakira aseguró ante el tribunal que nunca había escuchado la canción de Livam.

La bicicleta es un vallenato con mezclas de pop y reggaetón que rinde homenaje a Colombia, y se convirtió en la primera colaboración de los dos reconocidos artistas. El tema fue escrito entre ambos cantantes y formó parte del trabajo discográfico Vives, el decimoquinto álbum de estudio del colombiano Carlos Vives que se estrenó el 10 de noviembre de 2017.

En cuanto al videoclip, Shak y Vive se reunieron en sus ciudades natales, Santa Marta y Barranquilla respectivamente, ambas ubicadas sobre la costa caribeña, contando con la presencia de algunos oriundos que tuvieron la oportunidad de cantar, bailar y compartir esa esencia de unión que querían transmitir.