Un sismo de sacude a Nicaragua y El Salvador

NICARAGUA, Managua-. Un terremoto de moderada intensidad sacudió en la mañana de este jueves a Centroamérica, aunque hasta el momento no se conocieron daños ni heridos. El sismo, que se sintió en Nicaragua, El Salvador y Honduras, fue de 5.7 puntos en la escala de Richter y ocurrió cerca de la costa del Océano Pacífico, a 36 kilómetros de profundidad.

El epicentro del movimiento se encuentra 39 kilómetros al suroeste de Jiquilillo, Nicaragua, y 77 kilómetros al sur de La Unión, El Salvador. Las autoridades enfatizaron que no existe amenaza de tsunami en los países afectados. En tanto, el gobierno nicaragüense agregó que sucedió una réplica sísmica horas después, aunque de menor intensidad.

Por otro lado, la Dirección General de Protección Civil de El Salvador dio a conocer que el sismo fue sentido en los 14 departamentos del país. Por ello, hubo alarma en los habitantes y, por ser horario laboral, muchos empleados del sector público y privado debieron evacuar sus oficinas en caracter preventivo, aunque no se comunicaron daños en estructuras edilicias.

«Todo el personal de la institución está en estado de apresto ante cualquier llamado y mantiene un constante monitoreo de las zonas vulnerables», precisaron desde la Dirección Civil salvadoreña. Al mismo tiempo, instaron a los habitantes a «mantener la calma y a tomar las medidas de precaución necesarias para evitar incidentes y la propagación de rumores».

Nicaragua suele sufrir movimientos telúricos con frecuencia, dado que se encuentra ubicado en la superficie de la unión de las placas tectónicas Coco y Caribe. Sin embargo, la gran mayoría de ellos no son percibibles por los pobladores. El peor terremoto sufrido en el país ocurrió en 1972 en Managua, y dejó miles de muertos y una devastación en parte de la ciudad.

Además, el domingo último, un sismo de 6.3 de magnitud en la escala de Richter había golpeado a la frontera de Panamá y Costa Rica. El saldo del mismo fue de cinco personas heridas, ademas de causar daños en algunas casas y comercios, y afectar a decenas de familias en ambos países. De esta manera, Centroamérica vuelve a estar castigada por los terremotos.