El chino más rico promociona el sexo “seis veces a la semana”

CHINA, Pekín.- El jefe de Alibaba (la competencia de Amazon) y multimillonario, Jack Ma, anima a las parejas chinas a tener sexo «seis veces a la semana en sesiones de maratón», un mensaje en sintonía con los esfuerzos del Partido Comunista para aumentar la fertilidad nacional, ya que el país se enfrenta a una reducción en la población.

Después de décadas de imponer una brutal «política de un solo hijo» en la que el régimen comunista obligaba a las mujeres a matar a los fetos «ilegales» y colocaba en la lista negra a los niños nacidos sin la bendición del Estado, hoy existe una falta de apetito entre las parejas chinas para ser padres. El jefe del Partido Comunista, Xi Jinping, amplió la política a dos niños, pero en lugar de desencadenar un auge de la natalidad, la tasa nacional de fecundidad se redujo.

Según Ma, quien reveló su adhesión al Partido Comunista el año pasado a pesar de su condición de hombre más rico de China, «el primer indicador clave de desempeño del matrimonio es tener resultados. Debe haber productos. ¿Qué es el producto en estos casos? Tener hijos. El matrimonio no es con el propósito de acumular riqueza, ni para comprar una casa, ni para comprar un auto, sino para tener hijos juntos».

Casado con su novia de la universidad, Cathy Zhang, Ma ha contribuido con dos hijos a la sociedad comunista. Zhang, quien dejó su trabajo en Alibaba para cuidar a los niños, se ha referido públicamente a su marido como «un hombre no guapo».

Los comentarios de Ma sobre relaciones sexuales provocaron indignación en los medios y en las redes debido a que en su empresa los trabajadores no tienen un día libre, lo que, según muchos, no deja tiempo para la vida familiar y mucho menos para el sexo.

China impuso una «política de dos hijos» en 2016, esperando un auge de la población por parte de padres que anhelaban ampliar sus familias. En cambio, la tasa anual de natalidad se redujo de 17.9 millones de niños, en 2016 a 17 millones, en 2017. Algunas estimaciones proyectan que la tasa de natalidad caerá a 16 millones para 2020.