Evalúan apoyo financiero frente a sanciones de Trump

CUBA, La Habana.- Este jueves, diplomáticos de Europa y Latinoamérica tuvieron cita de manera informal en la capital cubana para debatir propuestas de desarrollo sobre programas de cooperación, apoyo financiero e intercambio comercial que permitan sortear las sanciones que la administración Trump ha intensificado hacia la isla.

El embajador de la Unión Europea (UE) en Cuba, Alberto Navarro, indicó que “Europa tiene mucho que ofrecer a América Latina y el Caribe”, y presidió la reunión en torno a un documento que fue emitido recientemente al Parlamento y al Consejo Europeo que expresa el trazado de una nueva “relación estratégica” del bloque con la región.

“La esencia de esta estrategia es fomentar un mundo basado en reglas y no en el proteccionismo o la ley del más fuerte”, señaló Navarro, aunque no se dirigió de manera explícita a Washington. Uno de los motivos de peso para la reunión es la activación del título III de la Ley Helms-Burton por el presidente Donald Trump.

Los diplomáticos se muestran contrarios a la activación de dicha ley que permite a ciudadanos estadounidenses demandar ante tribunales a empresas de terceros países –en su mayoría europeas y canadienses– que operen con bienes confiscados por la revolución cubana de los años 60, a pesar de que Cuba asegura que todas las nacionalizaciones se hicieron bajo respectivo Derecho.

El documento, que logró convocar alrededor de cuarenta embajadores de la UE y Latinoamérica, expone que ambas regiones “han alcanzado un nivel de integración sin precedentes” con miles de millones de euros en programas de cooperación y otro tanto en inversiones y comercio. Incluso, en una reciente feria de turismo celebrada en La Habana, empresas extranjeras afirmaron que continuarán sus operaciones en la isla.

Por otro lado, el canciller cubano, Bruno Rodríguez, evaluó junto a la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, la situación de Venezuela. “Es vital que nuestros dos países se reúnan para discutir la crisis económica, política y humanitaria en Venezuela y el trabajo que podemos emprender juntos para enfrentarlo”, dijo Freeland. Por su parte, Rodríguez ratificó la voluntad de Cuba en contribuir con iniciativas que promuevan el diálogo en Venezuela.