Francotirador de la CIA asesinó a exnovia a quemarropa

ESTADOS UNIDOS, Nueva York.- Vincent Verdi, 63 años, se declaró culpable, el viernes, de matar a tiros a su exnovia en Manhattan y a plena luz del día. El exfrancotirador de la CIA, quien cumplirá una sentencia de 18 años en la cárcel, le dijo a un juez que estaba arrepentido por terminar con la vida de Elizabeth Lee-Herman, de 56 años, que conoció en el sitio de citas Match.com.

«Estas palabras vienen de un corazón apesadumbrado», señaló Verdi en la Corte Suprema de Manhattan, en Nueva York. «Después de décadas de servir a mi país como oficial del ejército en zonas de guerra de todo el mundo y de comportarme con honor y disciplina, no sé cómo pude cometer este acto, ni cómo puedo reparar el daño que he causado».

Después de dispararle a Lee-Herman, Verdi se apuntó a sí mismo con el arma homicida en una sangrienta exhibición pública, pero increíblemente sobrevivió a una herida de bala en la cabeza. El asesino trabajó en proyectos especiales con la CIA y el Departamento de Defensa en Afganistán, y también fue empleado por la Agencia de Control de Drogas en la década de 1990, donde fue despedido.

El hombre fue arrestado previamente al asesinato por seguir obsesivamente a la víctima al consultorio del dentista y a un teatro. La acosó durante meses en su casa, su lugar de trabajo e, incluso, mientras ella estaba fuera en almuerzos o cenas. La madre de dos hijos presentó una orden de restricción contra Verdi y le dio su foto a personal de seguridad de la escuela donde ella trabajaba como secretaria, pero él ignoró la orden judicial y la enfrentó en plena calle, disparándole en el estómago y el pecho a quemarropa.