Latino liberado tras 17 años de injusta condena

ESTADOS UNIDOS, California-. Lionel Rubalcava, de origen latino, fue liberado de prisión este viernes, luego de haber recibido una condena perpetua, acusado de haber realizado un crimen por el que ahora fue exonerado por la Fiscalía del condado de Santa Clara en California. El hombre acumulaba 17 años detenido por esta causa judicial.

Una vocera de la Fiscalía, Cynthia Sumida, informó que el fiscal del distrito, Jeff Rosen, decidió retirar los cargos que regían contra Rubalcava, de 40 años de edad. El latino había sido declarado culpable de intento de homicidio y condenado a cadena perpetua, acusado por disparar desde un automóvil a un hombre que luego quedó paralítico en San José, California.

Rubalcava recuperó la libertad momentos después. Llevaba detenido 17 años, ya que el hecho sucedió en 2002. La particularidad está en que el hombre había sido condenado a pesar de poder demostrar que al momento del disparo estaba en la ciudad californiana de Hollister, a 46 millas de distancia del lugar del crimen.

El ciudadano recibió la ayuda de abogados del Proyecto Inocencia, institución que ejerce la defensa de aquellos a los que considera condenados injustamente. “Ellos, y el hecho de que sabía que era inocente, me mantuvieron en movimiento, esperando que las pruebas en algún momento comprobaran eso”, expresó Rubalcava tras salir de prisión.

El latino había sido vinculado al caso por dos motivos. Dos días después del tiroteo trágico, circulaba por esa calle y se frenó para dialogar con una mujer allí presente, cuando fue detenido por la policía. Luego, colocaron la foto de su rostro en el reconocimiento policial y la víctima del tiroteo indicó que su imagen era la de la persona a la que consideraban autor del hecho.

Solamente con estas circunstancias, el jurado decidió sentenciar a Rubalcava por intento de asesinato y condenarlo. Sin prueba física alguna ni relación con la víctima, se siguió adelante con el proceso judicial. Sin embargo, ahora los fiscales volvieron a interrogar a la víctima y esta aseguró que le era imposible afirmar que había sido Rubalcava quien disparó.

Al salir de la prisión de Pleasant Valley, Lionel Rubalcava declaró que sentía que le habían “robado 17 años de vida”. Anteriormente, el fiscal adjunto del distrito, David Ángel, le manifestó su “profundo pesar” y se disculpó con él y su familia en nombre de la oficina. El ciudadano de origen hispano comenzaba así a recuperar el tiempo perdido injustamente tras las rejas.