Renueva tu belleza con óleo de argán

Este poderoso óleo es extraído de las semillas del árbol de argán, nativo de Marruecos. Es famoso por sus propiedades medicinales y beneficios para la belleza, que van desde el cabello a toda la piel. Debido a esto, actualmente, existen distintos cosméticos en el mercado que se caracterizan por ser hechos a base de este aceite natural.

El óleo de argán es rico en minerales, vitaminas, antioxidantes y ácidos grasos, que son esenciales para mantener una piel sana y hermosa. Gracias a sus componentes naturales, este aceite es capaz de prevenir el envejecimiento prematuro y aporta una excelente hidratación para el cutis y la piel del cuerpo en general. Por lo tanto, es un excelente sustituto de las cremas hidratantes.

Se trata de un buen aliado para la belleza, ya que tiene un alto contenido de vitamina E. Asimismo, sirve para combatir el acné, disminuye las cicatrices, lucha contra los daños causados por la exposición al sol, elimina las células muertas y mantiene el colágeno de la piel. Para aprovechar sus beneficios en la piel, se recomienda aplicarse el aceite tras salir de la ducha.

Por otro lado, el óleo de argán permite mantener un cabello lleno de vida, pues lo nutre e hidrata. De tal forma, funciona para eliminar el molesto frizz, le da brillo a la melena, repara las puntas abiertas o quemadas y combate los problemas de caspa. ¡Toda una maravilla de la naturaleza! Lo ideal es aplicarlo directamente al cabello y cuero cabelludo con masajes muy suaves.

Para conseguir una cabellera fuerte y brillante, tan solo bastará con aplicarlo una vez por semana. Su modo de uso es el siguiente: una vez aplicado en todo el cabello desde la raíz hasta las puntas, hay que dejarlo actuar por 1 hora para que logre su efecto, al final se enjuaga con abundante agua fría, es decir, se utiliza como una mascarilla capilar.

Igualmente, se puede usar como un tratamiento más intenso. Se puede aplicar el óleo de argán en el cabello y dejarlo durante toda la noche, después se puede enjuagar con agua fría en la mañana. Sin duda alguna, este es un ingrediente esencial para lucir como diosas, que no puede faltar en nuestra rutina de cuidado y belleza por muy sencilla que sea.