Lindsay Graham

Senador republicano propone más leyes antiinmigratorias

ESTADOS UNIDOS, Washigton D.C.-. El senador republicano por Carolina del Sur, Lindsey Graham, presentó este miércoles su propuesta para «frenar la crisis humanitaria” en la frontera sur. El dirigente, que se muestra cercano al presidente Donald Trump, pidió realizar una reforma migratoria que endurecería el sistema de asilo.

Graham enfoca su propuesta exclusivamente en la inmigración de origen centroamericana. De aprobarse en el Congreso, los migrantes deberían presentar su solicitud para ingresar a los Estados Unidos en los consulados de este país en su territorio de origen, en lugar de los puertos de entrada a EEUU. Por el contrario, las patrullas los considerarían ilegales.

De vencer su plan, “se acaban las solicitudes de asilo en la frontera”, exhortó el senador republicano. El dirigente tiene, por otro lado, la intención de mantener bajo custodia a las familias que tienen hijos menores, ampliando el límite legal para ese status de los actuales 20 días a 100 días, es decir a lo largo de casi cuatro meses.

“En las calles de Centroamérica se dice que quien traiga a un menor no será deportado casi nunca, y la cita ante el juez se retrasará años, y los dejaremos libres dentro del país”, reveló Graham con tono de queja. En relación a este tema, el veterano senador prometió también que impulsará la deportación de los menores que ingresen solos a la frontera.

El proyecto de Graham, sin embago, encontraría grandes escollos para convertirse en ley. En la cámara que integra el senador, podría resultar aprobado si se establece una negociación, pero en la Cámara de Representantes tendría casi con seguridad imposibilitado su aval, ya que la misma tiene dominio y control demócrata tras las elecciones de 2018.

Por otro lado, el presidente Donald Trump habló de la redacción de un nuevo plan migratorio, que será uno de los ejes de la campaña electoral que ya comenzó rumbo a 2020. Sobre el mismo, el mandatario afirmó que «pone en primer lugar los empleos, los salarios y la seguridad de los trabajadores estadounidenses», según informó El Intransigente América días atrás.