Trump piensa llevar a inmigrantes detenidos y liberados hasta Florida

ESTADOS UNIDOS, Florida.- La administración del presidente Donald Trump planea liberar cada mes a cientos de migrantes que buscan asilo y permanecen detenidos en la frontera con México, trasladándolos a los condados de Broward y Palm Beach en Florida, según funcionarios locales que dicen haber sido informados por el gobierno federal.

«Cientos de inmigrantes llegarán al condado de Broward semanalmente sin refugios designados ni fondos para albergarlos, alimentarlos ni mantenerlos seguros», dijeron los funcionarios del condado en un comunicado publicado en línea el jueves.

Los líderes de los condados de Broward y Palm Beach reaccionaron alarmados ante esa posibilidad, luego de que fuesen informados sobre el plan, que contempla que cada mes se enviarían a esos condados un número de migrantes para aliviar un aumento en la frontera con México.

El alcalde de Broward, Mark Bogen, le dijo al diario The Miami Herald que la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos notificó a la Oficina del Alguacil del Condado de Broward que 270 migrantes serán enviados a Palm Beach y Broward todas las semanas a partir de dos semanas. Eso cantidad representaría más de 1.000 al mes.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos le consultó a la Oficina de Prensa del Departamento de Seguridad Nacional para conocer más al respecto. No quedó claro si la supuesta política se aplica solo a los condados de Broward y Palm Beach, o si incluye a otras áreas de la nación.

La medida no solo sorprendió a los funcionarios locales, sino también al gobernador Ron DeSantis, un miembro del Partido Republicano y firme partidario del presidente.

«La oficina del gobernador no fue informada de esta decisión. Los condados de Florida no tienen los recursos para acomodar la afluencia de inmigrantes ilegales», dijo DeSantis en un tweet.

El representante de los Estados Unidos Ted Deutch, un demócrata de Boca Ratón, lo calificó como un ejemplo del «esfuerzo mezquino y continuo del presidente para demonizar a los inmigrantes y dividir a nuestro país».