Un día como hoy, hace 39 años: estalla el monte St. Helens

ESTADOS UNIDOS, Los Ángeles.- La actividad sísmica en el Monte St. Helens, a 96 millas (154 km) al sur de Seattle, comenzó el 16 de marzo. Cuatro días después hubo un temblor de 4.2 grados de magnitud y luego, el 23 y 24 de marzo, 174 temblores diferentes. La primera erupción ocurrió el 27 de marzo, con electricidad estática y rayos. «Parece el fin del mundo», alertó un residente.

Las autoridades emitieron la primera alerta en un radio de 50 millas (80 km) alrededor de la montaña. La Guardia Nacional estableció bloqueos de rutas para impedir el acceso a la zona, pero estos fueron evitados fácilmente a través de las carreteras madereras no vigiladas de la región. Muchos residentes fueron evacuados, pero un número considerable se negó a hacerlo.

Durante todo el mes de abril, los científicos observaron un abultamiento en el lado norte del Monte. Finalmente, el 18 de mayo a las 8:32 a.m., un súbito terremoto y erupción de magnitud 5.1 sacudió la montaña. El lado norte dse onduló y arrojó cenizas a 650 millas (1.000 km) por hora, junto con rocas, gas y hielo glacial; y el río Toutle quedó enterrado.

La explosión de 24 megatones demolió todo, todo alrededor de la montaña. El geólogo Dave Johnson fue el más cercano a la erupción, estaba en su radio esa mañana y solamente pudo decir: «¡Estalló!», antes de morir sepultado por las cenizas y rocas ardientes.

Millones de árboles fueron quemados por el aire caliente, un enorme alud de lodo arrasó con las casas y miles de automovilistas quedaron varados por las cenizas en los carburadores. Decenas de residentes murieron por asfixia, quemaduras y otras lesiones diversas. Veintisiete cuerpos nunca fueron encontrados.