CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

USA

Hackers hacen "travesuras" con "un tramposo de toda la vida"

El presidente está bajo escrutinio por un nuevo libro que lo retrata como un deportista no muy honesto en los campos de golf.

ESTADOS UNIDOS, Miami.- Los hackers traviesos obtuvieron acceso a la cuenta de golf del presidente Donald Trump y publicaron resultados “notablemente malos” en el sistema GHIN (Golf Handicap and Information Network) administrado por la USGA. Según Golfweek, los campos utilizados en las puntuaciones falsas fueron: Trump National New York, Trump International en West Palm Beach y Cochise Course en Desert Mountain de Scottsdale, Arizona.

“Nos hemos enterado de los informes que cuestionan las recientes puntuaciones publicadas en la cuenta GHIN del presidente Trump. Cuando investigamos en los datos, parece que alguien publicó erróneamente una serie de resultados en nombre del presidente”, dijo Craig Annis de la USGA. La investigación concluyó que hubo participación de “hackers”, aunque por ahora nadie sabe quiénes son, si están en EEUU o en otro país.

Los medios de comunicación han escudriñado durante mucho tiempo el récord de golf de Trump, ya que mantiene un índice de 2.8 que se percibe como especialmente bueno, pero un libro publicado el mes pasado por el escritor deportivo Rick Reilly acusa a Trump de ser “un tramposo de toda la vida” y “no ser siempre honesto” en el campo de golf al calificar los resultados.

Aún se desconoce mucho sobre la participación del presidente en el golf, en parte debido a que La Casa Blanca ha protegido la información sobre sus salidas y sus compañeros de juego. “A veces quiero tener un minuto sin que la prensa esté en medio de todo”, dijo el presidente a principios de este año. A diferencia del expresidente Barack Obama, que casi siempre jugó con un círculo cerrado de amigos, Trump está contento de jugar con políticos, celebridades, atletas profesionales, líderes extranjeros y miembros de su familia, incluyendo a sus hijos.

En comparación con el expresidente Bill Clinton, que recompensó a los grandes donantes demócratas con tiempo en los campos de golf, Trump no quiere utilizar este deporte como vehículo para recaudar fondos. Hasta ahora, se ha resistido a los esfuerzos de sus asesores para organizar jornadas de golf con posibles donantes de la campaña 2020. Sin embargo, sí ha tenido reuniones privadas en sus clubes con donantes de dinero para el partido Republicano, como una cena en su campo de golf en Rancho Palos Verdes, California, a principios de este mes.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados