CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Allanan oficinas de Porsche en Alemania

En 2015 salió a la luz un escándalo sobre las manipulaciones ilegales de gases tóxicos que producian autos fabricados por Volkswagen

ALEMANIA,Stuttgart- Policías y magistrados de una fiscalía alemana, allanó este martes, los locales comerciales del emblemático fabricante de autos de lujo, ubicadas en Stuttgart y alrededores, tras una investigación por corrupción y malversación. La fiscalía de esa ciudad aseguró que Porsche era “sospechoso de haber dado informaciones amparadas por el secreto” comercial y de haber “aceptado beneficios” de ello, negando rotundamente que tuviese alguna vinculación con el caso “dieselgate”.

 La Justicia alemana sospecha que un miembro del comité de empresa recibió remuneraciones “excesivas” y “no justificadas” y que además, seis personas, “entre ellas responsables de Porsche”, podrían ser procesadas por abuso de confianza a raíz de este caso, sostuvo la fiscalía y aseguró que estos registros no guardan relación alguna con el escándalo de los motores diésel manipulados, que estalló en 2015 en la casa matriz de Porsche, Volkswagen, según información de EFE.

En 2015 le estalló una bomba al mayor fabricante de automóviles del mundo, al salir a la luz un escándalo sobre las manipulaciones ilegales de gases tóxicos.Según información del diario El País, Volkswagen recurrió a la informática para falsear, de “manera deliberada”, los resultados de los controles antipolución que realizan las autoridades encargadas de la protección del medioambiente y la salud pública. 

La Universidad de Virginia Occidental, mientras realizaba un estudio sobre energías alternativas, en un laboratorio logró reproducir las condiciones reales de circulación. Pero los resultados no coincidían con los datos que les había facilitado Volkswagen. A lo que Volkswagen respondió que se trataba de un error técnico o que los controles de los vehículos examinados no estaban bien calibrados

Desde entonces, para el fabricante de autos alemán, ha sido una pesadilla tras perder credibilidad mundial. Reconoció que colocó el software en 11 millones de vehículos diésel de todo el mundo, aunque señala que en la mayoría de casos el dispositivo no se activó, ha tenido que indemnizar a miles de usuarios tanto en EEUU Y EU.

Por otro lado, el impacto económico ha sido mayor de lo esperado para la empresa que cifró inicialmente unos 18.000 millones de dólares , pero que hasta la fecha han sido unos 535 millones de dólares, entre pago de los juicios perdidos y multas alrededor del mundo.Desde entonces, la casa automotriz ha saboreado una baja vertiginosa de sus acciones en la bolsa.