CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

El mundo recuerda 30 años de los sucesos de la Plaza Tiananmen

Hoy China conmemora otro aniversario de aquellos acontecimientos, tratando de archivarlo en el olvido, pero en su momento representó un impulso imporante en el planeta.

CHINA, Beijing.- Para muchos, la imagen de un hombre detenido al frente de un tanque que parecía dispuesto a aplastarlo, podría no representar mayor cosa, pero hace 30 años, el 4 de junio de 1989, esa figura representó una batalla desigual que produjo resultados, aunque el costo fuese muy elevado.

Hoy China recuerda aquellos días y lo conmemora con mucha discreción. La Plaza de Tiananmen, en el centro de Beijing, donde se realizaron aquellas protestas, apenas tendrá un acto bajo medidas de seguridad extrema, como para recordar que en aquella noche entre el 3 y el 4 de junio, en la cual se cree que murieron cientos o quizá miles de personas, protestando por la represión.

Hoy se cumple el trigésimo aniversario de la matanza de Tiananmen, cuando el Ejército de Liberación Popular dispersó las manifestaciones estudiantiles en el centro de Pekín con tropas y tanques, y que el gobierno trata de minimizar. Para el momento, en un mundo con comunicaciones menos rápida, fue todo un acontecimiento, pues se pudo ver en vivo toda la rebeldía de los muchachos que pedían cambios.

De aquellos días quedó un video donde aparece el hombre que con su humanidad bloqueaba una docena de tanques que rodaban por la avenida Chang’an, el día después de que cientos de estudiantes fueron abatidos a tiros por el ejército chino, en una de las luchas civiles más importantes del momento.

El tanque de plomo se mueve hacia adelante y hacia atrás, tratando de rodear al hombre, pero el hombre siguió bloqueando su camino. El hombre luego sube al tanque de plomo y parece hablar con uno de los soldados dentro del tanque. Para el momento fue un triunfo sin igual, aunque no se produjeron cambios significativos y las protestas fueron silenciadas.

Se esperaba que esta martes en la noche se realizara una vigilia mucho más concurrida en Hong Kong, pero en los alrededores de la Plaza Tiananmen apenas un puñado de turistas pudieron presenciar el momento en que un puñado de soldados izaban una bandera, sin que el recordatorio de la fecha tuviera gran trascendencia.