CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Johnson & Johnson investigada por prótesis de cadera defectuosas

En España fueron implantadas a 1.471 pacientes que resultaron afectados, 40.000 en Europa y 93.000 a nivel mundial.

ESPAÑA, Madrid.- La compañía farmacéutica Johnson&Johnson es nuevamente objeto de una investigación por parte de la  Audiencia Nacional española tras presuntamente comercializar y distribuir en varios países europeos prótesis de caderas supuestamente defectuosas. En España, estos aparatos fueron implantados a 1.471 pacientes que resultaron afectados, mientras que en el resto de Europa otros 40.000 individuos sufrieron las consecuencias. En el resto del mundo, 93.000 personas también han padecido con este caso.

En tanto la justicia investiga, el tribunal ya ha citado a declarar a tres expresidentes de la empresa y a uno de sus representantes legales en España.  Según una información ofrecida a EFE por Emilio Ortiz, un abogado de los demandantes, las prótesis  que dejaron de implantarse por riesgos para la salud de los enfermos fueron distribuidas en 70 hospitales y causaron daños irreversibles tras ser retiradas.

En ese sentido, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps), informó  que estas piezas se colocaron en los centros médicos de todas las comunidades autónomas del país excepto Aragón, Cantabria, Ceuta, Extremadura, Navarra y La Rioja. Las prótesis, según divulgaron en otros casos probados, liberan sustancias metálicas dañinas para la salud.

En julio de 2017 se abrió el caso tras la querella presentada ante la Audiencia Nacional avalada por un grupo de 64 enfermos afectados. El pasado mes de mayo, dos años después, el Juzgado Central de Instrucción Nº 6 hizo pública sus actuaciones, lo cual posibilitó la difusión general de la investigación contra la multinacional norteamericana a la que ya le ha costado, solo en Estados Unidos, 120 millones de dólares en indemnizaciones.

En Europa, estas prótesis –conocidas también como ASR– comercializadas a través de la filial Depuy, fueron retiradas en 2010, un año y medio después de su prohibición en Estados Unidos y Australia. De esta manera, La Aemps emitió el 10 de septiembre de 2010 una alerta a todos los centros sanitarios donde fueron distribuidas las ASR, con la que exigieron el cese de la implantación de este material y su retiro del mercado.

La agencia española argumentó entonces que “el aumento del número de aflojamientos detectados a los cinco años de implantadas estas prótesis” y el posible desprendimiento de “restos metálicos de la aleación cromo-cobalto a los tejidos circundantes a la prótesis pueden causar dolor o inflamación”. Además, la alerta fue acompañada de dos cartas de Johnson & Johnson dirigida a los cirujanos y a los pacientes respectivamente, en las que se manifestó la intención de indemnización por gastos derivados de los efectos y seguimiento de los tratamientos.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados