CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Mundo

Parlamento de Bután aprueba despenalizar la homosexualidad

La Ley de Enmienda derogó dos artículos del Código Penal que castigaba las relaciones entre homosexuales por considerarlas “contra natura”.

BUTÁN, Timbú.- La Asamblea Nacional de Bután derogó dos artículos del Código Penal de ese país asiático que penalizan las relaciones entre homosexuales por ser prescritas en la norma como “contra natura”. Aunque la propuesta de despenalización ya fue aprobada por el parlamento, deberá someterse al voto en la Cámara Alta.

“La despenalización es la única manera en la que la comunidad LGBT puede avanzar, y hemos estado construyendo apoyos para esto. El nuevo gobierno nos había dado muchas esperanzas para la despenalización y ahora las ha cumplido”, explicó Tashi Tsheten, de la organización proderechos de los homosexuales Rainbow Bhutan.

Desde el enclave del Himalaya, el colectivo LGBT butanés celebró la noticia frente a las puertas del Parlamento en compañía de los activistas de la organización.  Tsheten resaltó los esfuerzos de la comunidad durante los últimos años para suprimir los artículos 213 y 214 del Código Penal de Bután, que criminalizan las relaciones entre personas del mismo sexo.

Antes de lograrse este avance en materia de Derechos Humanos, la Ley de Enmienda del Código Penal de Bután 2019, que contempla ocho cláusulas, no incluía hasta su presentación en el legislativo ningún cambio de ambos artículos que castigaban a los homosexuales, por tanto, el ministro de Finanzas, Lyonpo Namgay Tshering, promovió la omisión del artículo 213 y, automáticamente, la del 214, informó el diario local The Bhutanese.

Por su parte, el Comité Legislativo solicitó al ministro de Finanzas que presentara su petición oficial por escrito para anexarla a las enmiendas de la ley que introducirán en el Congreso, señaló el diario local.  El anuncio generó reconocimiento en las redes sociales con mensajes de apoyo y vídeos de jóvenes con indumentaria tradicional celebrando la decisión que augura un cambio histórico para el remoto país.

En ese sentido, Tsheten expresó: “Tenemos muchas esperanzas, pero vamos a seguir ejerciendo presión en el Senado para asegurarnos de que la enmienda se convierte en una ley”. Si esto llega a suceder, el pequeño Bután continuaría los pasos de su vecina gigante, India, donde el Tribunal Supremo despenalizó en septiembre de 2018 la homosexualidad.