Opositores excarcelados no tienen paz en Nicaragua

NICARAGUA, Managua. Una ley de amnistía aprobada por unanimidad oficialista le permitió la libertad a más de 100 opositores que se mantenían en la cárcel por protestar en contra del mandatario Daniel Ortega. Pero la alegría no parece ser duradera pues varios de ellos denuncian el asedio de grupos armados afectos al régimen sandinista.

De acuerdo con la nota publicada en Infobae, una vez en libertad han sido víctimas de amenazas, tanto personales como a familiares, además de que sus propiedades han sido ocupadas o vandalizadas por los grupos armados que simpatizan con el gobierno, los mismos que habrían participado en la represión de las marchas iniciadas en febrero de este año y que dejaron un centenar de heridos, muertos y desaparecidos.

Irlanda Jerez, es una de las expresas políticas, que denunció el ataque a su pequeño comercio, cuyas puertas fueron forzadas e intentaron incendiarlo. Todo ello solo pocos días después de haber salido de la prisión donde permaneció casi un año por participar en las protestas con el líder sandinista.

Su vivienda además fue invadida por grupos armados, tras desalojar a su esposo a quien también amenazaron. Algo similar fue denunciado por el estudiante, Byron Estrada, quien asegura es vigilado por agentes policiales todo el día, quienes incluso permanecen estacionados frente a su casa, destaca el medio de comunicación.

La ley de amnistía fue aprobada esta semana en medio del rechazo del Partido Conservador y Liberal Constitucionalista, por considerar que el instrumento solo busca dejar impune los crímenes de agentes policiales y paramilitares, además de que será aplicado de manera unilateral. La diputada Zulay Castillo, una de las oponentes a la aprobación, lo calificó de «paño tibio».

La Alianza Cívica opositora ha desistido de retomar la mesa de negociación con el gobierno, al tiempo que ha denunciado persecución también hacia comerciantes y empresarios que participaron en el paro nacional del pasado 24 de mayo. A muchos de los emprendedores se les han revocado concesiones o impuesto multas.