CONECTA CON NOSOTROS

¿QUE ESTAS BUSCANDO?

El Intranews

Curiosidades

¿Las orcas también pueden reconciliarse?

a publicación del Zoo Biology explica el comportamiento y los mecanismos que utilizan las familia de orcas para reconciliarse de conflictos que pudieran surgir entre algunos miembros de la manada.

ESPAÑA, Madrid.- Durante los últimos años los científicos se han encargado de estudiar los conflictos y disputas que existen entre individuos que forman parte de manadas o familias que cuentan con una vida social de alta complejidad. En esta ocasión, la publicación del Zoo Biology explica el comportamiento y los mecanismos que utilizan las familia de orcas para reconciliarse de conflictos que pudieran surgir entre algunos miembros de la manada.

La disposición de ciertos canales de comunicación, actitudes y estrategias desarrolladas por las manadas, para reducir las posibles diferencias que pudieran surgir entre estos, han sido uno de los análisis realizados por el doctor de Ciencias del Mar, Javier Almunia, uno de los autores principales del artículo y comentados en una entrevista realizada para el portal Yahoo, donde se destaca el trabajo que se tuvo que realizar con seis orcas que viven en Loro Parque, en España.

Keto, Tekoa, Kahana, Skyla, Adán y Morgan, son los nombres de los seis cetáceos estudiados en el parque, que a pesar de contar con una superficie en la que se mantienen 22.500 metros cúbicos de agua, sigue siendo un espacio reducido en comparación con los enormes recorridos que estos animales pueden emprender en los océanos. 

No obstante, el equipo del parque de investigación ha destacado que las grandes piscinas cuentan con la tecnología suficiente como para albergar a estos seis enormes mamíferos en condiciones que le permitan medir los comportamientos sociales de estos individuos, a medida que se desplazan por las piscinas, a través del uso de “etogramas” que son herramientas utilizadas para investigar el comportamiento de especies marinas, por lo que se obtienen resultados realmente interesantes en el caso de las mencionadas  “ballenas asesinas”.

Aunque las orcas mantienen un estado de vida relativamente tranquilo, los científicos del equipo destacan que dentro de un pequeño porcentaje de conductas agresivas entre los individuos de la manada, se pueden observar, persecuciones, mordiscos y empujones, siendo este ultimo el de mayor preponderancia con un 50% de caso de ocurrencia.  No obstante, “una jerarquía bien establecida, evita muchos conflictos”, explicó Alumia.

Este destacado estudio, ha encontrado definir como existen conductas de reconciliación después de haberse suscitado un acto de agresión por parte de las orcas, y se ha podido evidenciar como pueden llegar a establecer lazos amistosos hasta “tres minutos” después del acontecimiento. En efecto, se ha observado como las ballenas vuelven a nadar en sincronía con el grupo.

 “Cuando hay un grupo estable… los conflictos son menores y suelen durar poco tiempo”, concluye el Cientifico al destacar el acto consecutivo de amistad que se ha observado entre los miembros de la manada reconciliada.